Ricardo Currás, consejero delegado de supermercados DIA, durante la presentación de resultados de 2016. ED

Brasil acusa a DIA de evasión fiscal y le reclama 85 millones de euros

stop

La Agencia Tributaria de Brasil ha detectado irregularidades en las declaraciones de impuesto de la cadena de supermercados española

David Placer

Economía Digital

Ricardo Currás, consejero delegado de supermercados DIA, durante la presentación de resultados de 2016. ED

Madrid, 28 de abril de 2017 (07:55 CET)

DIA no gana para líos judiciales. La cadena de supermercados que afronta decenas de querellas en España por imponer condiciones leoninas a los franquiciados, ahora inicia una nueva batalla judicial en Brasil, donde la Agencia Tributaria le exige el pago de 85 millones de euros por evasión fiscal.

La Hacienda brasileña detectó en 2014 dos presuntas irregularidades en la declaración de impuestos de la cadena de supermercados en Brasil. Los inspectores tributarios en Brasil consideran que DIA no ha pagado los impuestos que le corresponden por sus ventas. Por eso abrieron un acta en la que reclaman a la empresa unos 73 millones de euros (250 millones de reales brasileños).

DIA ha reclamado a la Agencia Tributaria brasileña con el argumento de que el mismo sistema contable también es usado por la compañía sin que ningún otro inspector tributario haya exigido más dinero a la compañía. Pero los inspectores brasileños han rechazado los argumentos de DIA, que ha apelado la decisión.

DIA se encuentra en conversaciones para firmar una alianza con una gran cadena de supermercados en Brasil para establecer alianzas que le permitan aumentar su cuota de mercado, según han informado fuentes cercanas a la compañía.

Brasil pide 85 millones a DIA por evasión fiscal pero la empresa se niega a pagar 

Los polémicos rapels

El caso no es el único. DIA tampoco ha declarado lo que debería por los ingresos que recibe de sus proveedores, según el criterio de las autoridades fiscales.

Se trata de los polémicos rapels, una cantidad que cobran los supermercados a los proveedores de leche, aceite o cerveza (entre muchos otros productos) por comprar mercancía en grandes cantidades. Se trata de una especie de descuento con que los proveedores premian a sus clientes con mayor cantidad de pedidos, pero los pagos y las contraprestaciones no siempre están claras y suelen ser opacas.

La Hacienda brasileña pide, por este concepto, 12,5 millones de euros (más de 43 millones de reales) a la cadena de supermercados. DIA se ha opuesto al pago de esta cantidad y ha recurrido la decisión en todas las instancias administrativas. Ahora se prepara para una nueva carrera judicial.

“En el curso del año 2016, (…) en relación a la discrepancia por los ingresos de proveedores, ha tenido una decisión no favorable en la instancia administrativa, iniciándose su defensa jurídica y considerando los asesores legales expertos que existen suficientes argumentos para que el resultado sea favorable a DIA Brasil”, explica la compañía en su informe consolidado de 2016.

Pese a que la cadena ha apelado y ha perdido en todas las instancias administrativas, la compañía no ha provisionado los 85 millones que hubiesen afectado los buenos resultados presentados por su consejero delegado, Ricardo Currás, en febrero.

No es la primera vez que los inspectores tributarios inician expedientes contra DIA por evasión fiscal. La cadena de supermercados tuvo que pagar en 2013 más de 18 millones de euros por impuestos que no había abonado justo diez años atrás en España. En 2002 también se vio obligada a ingresar más de 64 millones por los ejercicios de 1993, 2002, 2004 y 2006.