El fundador de Cabify, Juan de Antonio (izquierda) y el director de Airbnb para Europa, Jeroen Merchiers.

Cabify se querellará contra Pablo Iglesias por calumnias

stop

Cabify considera que el líder de Podemos les acusó de evadir impuestos en España y ahora prepara una batalla judicial contra Podemos

David Placer

Economía Digital

El fundador de Cabify, Juan de Antonio (izquierda) y el director de Airbnb para Europa, Jeroen Merchiers.

Madrid, 12 de junio de 2017 (19:39 CET)

Cabify, la compañía española que junto con Uber mantiene una pugna con el gremio del taxi, se querellará contra Pablo Iglesias por calumnias. El líder de Podemos y el propio partido han acusado a la empresa de evadir impuestos en España.

Cabify está recibiendo fuertes embates de todo tipo frente al creciente malestar del gremio del taxi. Hasta ahora, la compañía había optado por un bajo perfil pero ahora cambiará por completo su estrategia.

“Lo que está claro es que la política de bajo perfil no nos ha funcionado. A partir de ahora, seremos más activos y llevaremos a los tribunales a quienes nos calumnien”, han explicado desde la cúpula de la compañía.

Cabify anuncia una nuev política más agresiva para rebatir las acusaciones de fraude fiscal

Los directivos de Cabify --que ofrece coches con conductor, es decir, una competencia directa al taxi— también recibieron con profundo malestar las declaraciones de César Alierta, expresidente de Telefónica, en las que cargaba contra la compañía.

La empresa se quejó a Alierta por esas declaraciones. El expresidente de Telefónica se excusó con la empresa por haber asegurado que la compañía operaba sin permisos y sin pagar impuestos, según las mismas fuentes.

La sede fiscal

Cabify asegura que paga el 100% de sus impuestos de su actividad en España y todos los trayectos se declaran en el país, según afirma la empresa. Cabify es acusada de evadir impuestos debido a que tiene la sede fiscal en Delaware.

Las compañías tecnológicas emergentes suelen elegir en ese territorio de los Estados Unidos para levantar rondas de financiación en las primeras etapas de las start-ups.

Cabify dejará su bajo perfil ante las futuras acusaciones que puedan recibir. La compañía ha pedido a Podemos que borre los tuis en los que se le acusaba de evadir impuestos. El partido político se ha negado por considerar que la empresa opera con un esquema de "ingeniría fiscal".