Lidl rebaja sus electrodomésticos a la espera del robot de cocina

Lidl rebaja algunos de sus electrodomésticos —como la freidora, el procesador de alimentos o la picadora— a la espera de sacar su Monsieur Cuisine

Lidl es la cadena de supermercados que más crece en España, tanto por su habitual surtido de alimentos y productos como por sus ofertas efímeras lanzadas tres veces por semana hasta fin de existencias. A la espera de que la cadena de supermercados lance su robot de cocina —la Monsieur Cuisine de Silvercrest—, la empresa ha aplicado descuentos a varios de sus electrodomésticos.

Entre los elegidos para los precios reducidos están la mini freidora, el procesador de alimentos, la batidora de vaso, la freidora de acero inoxidable y la picadora, con precios que van desde los 12,99 hasta los 34,99 euros. Los productos se pueden adquirir con el descuento en la tienda online de la compañía. Los productos rebajados son de la marca Silvercrest, que se ha hecho popular en nuestro país gracias a su popular robot de cocina y que tiene en su catálogo muchos otros aparatos a buen precio, algunos de ellos todavía más baratos. Concretamente, los productos rebajados son los siguientes:

La Freidora de acero inoxidable de 2000W, para facilitar la cocina en el hogar a través de tres cestos (uno grande y dos pequeños). La capacidad es de 4 litros de aceite y la temperatura máxima de 190ºC. El precio original es de 39,99 euros y el precio de adquisición actul llega hasta los 34,99 euros. El procesador de alimentos 250 W es otro de los elegidos, encargado de cortar, rallar y picar los alimentos de manera rápida y efectiva con sus cuchillas de acero inoxidable. Tiene una capacidad de 720 ml y una potencia de 250 W. El precio original es de 19,99 euros y su precio rebajado es de 12,99 euros con un descuento del 35%.

La Mini freidora 850 W presenta un 20% de descuento, pasando de 24,99 euros a 19,99 euros. Se trata de una freidora compacta con una capacidad de 1,2 litros de aceite con una cubeta antiadherente, un cestillo, una tapa desmontable con ventana y un filtro integrado. Además, ofrece una regulación continua de temperatura hasta un máximo de 190°C. La Fondue eléctrica, con un 20% de descuento, se utiliza para fundir quesos y consumirlo directamente en la mesa con carne.  

La Picadora, con un 19% de descuento, puede elegirse en 3 colores diferentes e incluye una función turbo para más potencia y otra función para picar hielo. Este electrodoméstico pasa de costar 14,99 euros a costar 12 euros. El Hervidor de agua, por otro lado, con un 13% de descuento, pasa de costar 22 euros a 19 y presenta una carcasa de acero inoxidable.

Entre los otros productos ofertados actualmente se encuentran: la Máquina de sorbetes con un 11% de descuento y que pasa de 25 euros a 22 euros facilitando a sus clientes el convertir la fruta congelada en postres. También se encuentra la Báscula de cocina y la Báscula de cocina plegable, ambas rebajadas hasta los 10 euros y 6 euros respectívamente. 

También se puede aprovechar esta etapa de descuentos de la marca Lidl para adquirir un Molinillo de café eléctrico (solo disponible online) con un 16% de descuento y que actualmente se puede comprar por 10 euros. Otra de las oportunidades está en el Cepillo alisador de pelo, que con un 25% de descuento pasa de costar 20 euros a 15 euros.

La vuelta de la esperada Thermomix de Lidl

Todavía no está fijada la fecha aunque se espera que la Thermomix de Lidl aterrice a finales de rebajas. La cadena de supermercados alemana comercializa dos versiones de su popular y esperado robot de cocina. La Monsieur Cuisine Connect y la Monsieur Cuisine Edition Plus. La primera es la más conocida y vendida, también la más completa, aunque ahora la ha renovado. La segunda es más sencilla, por lo que se trata de una de las alternativas a Thermomix más baratas del mercado.

Ambos robots tienen tres programas automáticos —amasar, cocer al vapor y rehogar— y diez velocidades, además del turbo, con una potencia de 1.000 vatios. Incluyen dos nuevas funciones, marcha atrás y pesaje acumulativo, y una temperatura de cocción de entre 37º a 130º C. Las principales diferencias son que la versión Connect tiene más capacidad —3 litros, por 2,2 de la Edition Plus— y pantalla táctil de 7 pulgadas.

Desde finales del año pasado, Lidl no ha vuelto a poner a la venta su robot de cocina, que suele estar a un precio alrededor de los 200 euros, es decir, una sexta parte de lo que cuesta la Thermomix. Este periodo de tregua comercial coincide con las rebajas en España. De hecho, Lidl se ha sumado a ellas en cuanto a la ropa, y sigue con descuentos selectivos en alimentos y otras referencias, pero reserva la Monsieur Cuisine.

El espejismo

Lidl concentra la venta de los aparatos electrónicos apenas dos o tres veces al año y ha optado por no venderlos de forma constante. La cadena vende unas 50.000 unidades al año. Dado que la empresa cuenta con 535 supermercados en España, cada supermercado, cada establecimiento ha vendido, en promedio, unas 90 máquinas de coser al año. Es decir, entre siete y ocho máquinas al mes por cada tienda.

Con una venta concentrada en el tiempo, la cadena de supermercado también ahorra espacio con aparatos que ocupan grandes espacios en los pasillos y que no justificarían su presencia si todos estuviesen en los lineales de forma permanente.

En España, Lidl ya han triunfado con la heladera, la panificadora, el robot de cocina, la máquina de coser y la máquina de hacer waffles. Todos vienen con instrucciones y recetas. Mientras más variadas mejor. 

Lidl no termina de obtener beneficios con los ingredientes

Con una venta concentrada en el tiempo, la cadena de supermercado también ahorra espacio con aparatos que ocupan grandes espacios en los pasillos y que no justificarían su presencia si todos estuviesen en los lineales de forma permanente. Lidl triunfa con sus máquinas de cocina low-cost, pero no logra rentabilizar al máximo la venta de los ingredientes 

Al vender electrodomésticos de cocina a precios sumamente baratos, Lidl no busca el beneficio por la venta de los aparatos sino por los ingredientes. Con las panificadoras, las harinas; con las heladeras, la leche, las natas, los chocolates y las frutas; y con las máquinas de coser, los hilos.

Pero en esta estrategia no todo marcha como debería. Gran parte de los usuarios compran las máquinas y luego adquieren los ingredientes en Mercadona, tal como explicó este diario con las panificadoras. Las usuarias fanáticas de la máquina de Lidl recomiendan en los principales foros y grupos las harinas de Mercadona.

La ampliación de Lidl en España

La compañía alemana Lidl se instaló en España en 1994 y ocho años más tarde, en 2002, la cadena de supermercados baratos había alcanzado las 340 tiendas y facturaba 690 millones de euros. Pero tenía grandes pérdidas,11,8 millones anuelaes. Además Aldi entró al mercado suponiendo una gran presión para sus competidores. Actualmente su posición ha cambiado considerablemente. La cadena tiene la cuarta mayor cuota del mercado.