Abengoa logra que sus minoristas en todo el mundo se coordinen contra ella

stop

Los accionistas minoritarios de 48 países pactan una estrategia conjunta para denunciar que la compañía mintió en la información pública

Una torre de Abengoa en Sanlucar la Mayor, cerca de Sevilla / Reuters

Madrid , 01 de diciembre de 2015 (22:39 CET)

Los accionistas minoritarios de Abengoa afinan las estrategias de cara a los juicios que abrirán contra la empresa en el mundo. La compañía andaluza de energías renovables, que está en pre-concurso de acreedores, deberá enfrentar una cascada de demandas de los minoristas en Estados Unidos y Europa.

Las asociaciones de accionistas minoritarios EurofinUse y World Federation of Investors, que defienden los intereses de accionistas fuera de España, exigirán responsabilidades a la empresa por la información falsa facilitada a los mercados. Su estrategia estará coordinada con la de Cremades &Calvo Sotelo en España, que defiende a 250 accionistas que han invertido entre 6.000 y 400.000 euros.

La Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Empresas Cotizadas (Aemec) también seguirá de cerca las demandas presentadas en Nueva York por la caída el pasado agosto de 12 1 7 dólares la acción por irregularidades contables, según aseguran los denunciantes.  

Actualización jurídica

"Hay que ir más allá de los conceptos decimonónicos de daños y perjuicios. En Estados Unidos se calcula la diferencia entre lo que valía la acción y lo que cayó como consecuencia de una información falsa. En España hay que adaptar los términos jurídicos a las situaciones modernas de los mercados financieros", explica Ángel Fernández-Albor, catedrático de Derecho Mercantil de la firma de abogados Cremades & Calvo Sotelo.

El despacho asegura que mantendrá contacto permanente tanto con los abogados de los afectados en Estados Unidos como en el resto de Europa y del mundo. Hasta ahora cuentan con afectados de 48 países.

Los accionistas minoritarios han explicado que la compañía engañó a los mercados con la información suministrada. Cándido Méndez creyó a Abengoa cuando dijo que la bajada de la acción se debió a un problema informático y no a un sobreendeudamiento. Lo mismo le pasó a Gallard invirtió 100.000 euros confiada en las recomendaciones del Banco Santander.

Las acciones legales afectarán tanto a las acciones en poder de los demandantes como a las vendidas, aunque los abogados reconocen que no será fácil demostrar ante el juez el perjuicio de los accionistas que han entrado en pánico y ya han vendido.

Dificultades de la demanda

Los inversores tienen un escenario difícil. En el caso de suspensión o quiebra, sólo cobrarían después de los créditos preferentes y los trabajadores. "Teniendo en cuenta el recorrido de Abengoa en los últimos años, se puede optar por solicitar la nulidad de las inversiones (acciones y bonos) y obtener la devolución de lo invertido", razona Francisco Hernández, director legal de Reclamador.es, que también anunció una campaña de captación de clientes de Abengoa este martes.

Los abogados defensores también apuntan a la responsabilidad de los auditores, la banca y a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) por haber sido incapaz de proteger a los inversores ante grandes fiascos empresariales. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad