Javier Tebas y Jaume Roures, tan alejados en lo ideológico, son socios en los negocios del fútbol. EFE

Roures se la juega en el fútbol francés con 150 millones en agosto

stop

La agencia de calificación Moody's mantiene la deuda de la productora en el bono basura y espera ver cómo rinde su oferta en la Ligue 1

Madrid, 22 de julio de 2020 (04:55 CET)

Con el coronavirus amenazando a la industria del fútbol, Mediapro, la empresa creada por Jaume Roures y cuyo accionista mayoritario es el fondo chino Orient Ontai, se juega mucho la próxima temporada. Y, entre todas las plazas en las que está presente, destaca Francia, donde retransmitirá a partir de la siguiente campaña la primera y segunda división (Ligue 1 y Ligue 2). Los analistas ya advierten de los peligros de esta aventura, ante los riesgos de no poder rentabilizar el pago por los derechos audiovisuales.

Así lo señala el último informe de la agencia de rating de Moody's, en el que estudian la situación financiera de Joye Media, la empresa propietaria del holding Imagina, a la que a su vez pertenecen la española Mediaproducción y el resto de sociedades que operan en otros países de Europa y el mundo para prestar servicios audiovisuales en la industria del entretenimiento y el deporte.

Mediapro se ha embarcado en el fútbol de pago en Francia para la próxima temporada, la 2020/2021. Ha creado el canal Telefoot, en asociación con TF1, una cadena de televisión privada que emite en abierto y es propiedad del grupo Bouygues. El acuerdo firmado con el grupo galo es de cuatro años (el tiempo por el que se ha asegurado los derechos televisivos).

Los problemas, a ojos de los expertos de Moody's, están en la aparente falta de rentabilidad en la operación. Mediapro debe realizar un primer pago de 150 millones de euros por los derechos televisivos antes de que termine agosto (el acuerdo global asciende a 800 millones de euros), cuando empiece la temporada, pero todavía se desconoce al detalle cómo va a monetizarlos. 

La estrategia, a priori, pasa por establecer cuotas mensuales cercanas a los 25 euros para los abonados, por lo que las dudas giran en torno a si la plataforma de fútbol convencerá a una masa crítica de suscriptores suficiente. "Hay riesgos a la baja relacionados con la estrategia de la compañía para monetizar de manera rentable sus derechos de transmisión de la Liga 1", afirma Moody's al respecto.

El grupo audiovisual de Roures lleva tiempo pensando en Francia como país en el que aterrizar con una programación deportiva potente. Ya en diciembre, tras no poder hacerse con la Champions League en el país vecino (se la quedaron Canal+ y beIN Sports en una operación llena de polémica), Mediapro anunció que se había hecho con un lote de 266 partidos de la Europa League para entre 2021 y 2024.

La deuda sigue a examen

Ante esta situación, la estrategia de Mediapro en Francia preocupa a Moody's, que en su informe mantiene el rating de Imagina Media Audiovisual en el grado B3, dos escalones por debajo a su última nota (B1) desde la revisión de abril.

Ese mes, Moody's apoyó la decisión de rebajar la calificación crediticia de Mediapro en varios factores, entre los que destacó la contracción de los ingresos y de la rentabilidad para este año como consecuencia de la crisis sanitaria, que al mismo tiempo está provocando un deterioro de la situación crediticia y la liquidez de muchas empresas.

Moody's advirtió en abril de los peligros del coronavirus para Mediapro

Y es que los principales negocios de la compañía, como la gestión de los derechos televisivos deportivos o los estudios de televisión y cine, se han visto afectados por el confinamiento y la obligación de adoptar medidas de distanciamiento social, que se han traducido, entre otras cosas, en la suspensión o cancelación de torneos.

Roures, consciente del golpe económico que suponía la parálisis de distintos campeonatos en los que tiene intereses, como el español (Liga Santander), nunca escondió su deseo de reanudar las competiciones con la desescalada. "El fútbol no se puede permitir perder 7.000 millones de euros", afirmó en mayo en una entrevista en la cadena radiofónica Rac 1.

Sobre los efectos de la pandemia en el fútbol francés, donde, a diferencia de países como España o Alemania, no se reanudó la competición doméstica, también se pronunció. Afirmó estar "preocupado" con la precipitada decisión, también criticada por otros miembros del fútbol francés como Jean Michel Aulas, presidente del Olympique de Lyon.

Los principales accionistas del grupo Imagina son el chino Kunshan Technology lnvestment (HK), de Orient Ontai, que tiene la mayoría del capital social desde hace un par de años (53,5%), y Witgoud Investments, con el 22.47%. Completan el accionariado dos sociedades holandesas BV (Besloten Vennootschap) de responsabilidad limitada: Spring 2012 lnvestments (12,01%) y March 2012 lnvestments (12,07%).

Hemeroteca

Jaume Roures Mediapro
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad