Año 'aciago' de Ebay en España: ganó menos y pagó más a Hacienda

Año 'aciago' de Ebay en España: ganó menos y pagó más a Hacienda

stop

La compañía estadounidense terminó pagando más impuestos por beneficios pese a ganar menos dinero que en 2016

Barcelona, 22 de marzo de 2019 (04:55 CET)

El gigante del comercio electrónico Ebay registró en España un resultado inusual. La filial española de la compañía norteamericana rebajó notablemente su volumen de negocio y sus beneficios, pero ello no le permitió reducir su factura fiscal ante Hacienda

Ebay no registra los ingresos generados en España, sino en Suiza, donde tiene la sociedad (Ebay International AG) dominante. La subsidiaria en el mercado nacional (Ebay Spain International SL) únicamente se dedica a dar servicios de apoyo.

Por tanto, las ventas que refleja la filial española de Ebay en su balance corresponden a lo que su matriz le paga desde Suiza por los servicios prestados. En 2017, los ingresos fueron de 2,9 millones de euros, frente a los 3,8 de año anterior (un 30% menos). 

No obstante, pese a rebajar sus ganancias, la compañía tuvo que pagar más impuestos sobre beneficios que el año anterior. Ebay España abonó en 2017 cerca de 55.000 euros por impuesto de Sociedades, frente a los 33.000 pagados en 2016.

El motivo, según figura en la memoria anual depositada en el Registro Mercantil, es que en 2016 la empresa pudo deducirse la mitad de su base imponible, lo que adelgazó el pago que la compañía debía realizar (64.920 euros, el correspondiente al 25% de tipo impositivo teórico).

Ebay, sin inspecciones de Hacienda

Ebay es una de las compañías que utiliza un esquema fiscal beneficioso pero no ha recibido nunca una inspección de la Agencia Tributaria. Su modelo lo utilizan muchas plataformas tecnológicas con el objetivo tributar únicamente en España por servicios secundarios y no por las ventas directas, que se anotan en las cuentas de países extranjeros con menor presión fiscal y en los que no se desglosan los resultados.

Es el caso de Amazon, que lo hace en Luxemburgo; Uber, que opta por Holanda, o Facebook, que prefiere hacerlo en Irlanda. La lista se extiende a otras redes sociales, como LinkedIn y Twitter.

Esta práctica, totalmente legal, ha sido muy criticada por diferentes organismos. Es el caso de la OCDE, que lleva años impulsando junto al G-20 el proyecto erosión de la base imponible y traslado de beneficios (BEPS, por sus siglas en inglés), con el que pretende que las corporaciones tributen sobre sus beneficios en el mismo país donde venden. 

Esta campaña persigue, según explican en su memoria [consultar aquí] el "traslado de beneficios propiciados por la existencia de lagunas o mecanismos no deseados entre los distintos sistemas impositivos nacionales de los que pueden servirse las empresas multinacionales". El objetivo, añaden, es "hacer desaparecer beneficios a efectos fiscales, o bien trasladarlos a ubicaciones donde existe escasa o nula actividad real".

 

Un gigante de 34.000 millones de dólares

Los datos económicos de Ebay en España no tienen nada que ver con los presentados en Estados Unidos. Pese a que el portal de ventas y subastas electrónicas es una empresa cotizada e informa de sus resultados trimestralmente, nunca desglosa su volumen de negocio por países, ni tampoco el número de sus usuarios, por lo que las cifras reales sobre el negocio en el mercado nacional son imposibles de conocer.

La compañía, cuya capitalización bursátil en el Nasdaq es de 34.120 millones de dólares, anunció en sus resultados correspondientes al conjunto de su año fiscal 2018 que ganó cerca de 2.528 millones de dólares e ingresó 2.877 millones.

La empresa con sede en San José (California) había sufrido en 2016 pérdidas por valor de 1.013 millones, pero la rebaja del impuesto de sociedades impulsada desde el Gobierno estadounidense le permitió abandonar los números rojos en los últimos doce meses.

Hemeroteca

Facebook Amazon Twitter
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad