Costas Antimissaris, responsable de Douglas en España.

Antimissaris: un ex Inditex para relanzar Douglas

stop

Douglas confía su expansión en España a un directivo que trató de dar impulso internacional a Uterqüe y Marks&Spencer

Madrid, 26 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Douglas quiere ser un gigante de la perfumería en España y fía su suerte a Costas Antimissaris. El directivo, de origen griego, hizo carrera en Inditex y controló el negocio internacional de Marks&Spencer. Ahora pilota el despliegue de la cadena en un país en el que cada consumidor gastó en cosmética una media de 146 euros en 2016.

La especialidad de Antimissaris es acelerar la expansión internacional de cadenas de moda. Con este cometido accedió en 2009 a la dirección de Uterqüe, la cadena de complementos de la multinacional gallega, e impulsar la expansión internacional, tras haberse convertido en una de las personas clave de Inditex al ocupar la dirección general de Zara.

Uterqüe no llegó a despegar y en 2011 el ejecutivo griego saltó del grupo con sede en Arteixo. Su siguiente reto fue la expansión de Marks&Spencer, que lo contrató en 2014 como director de desarrollo de negocio internacional.

De su paso por la compañía británica de grandes almacenes, sacó la conclusión de que la enseña se había quedado atrás, ya que el cliente medio rondaba los 55 años, según reconoció en enero en un evento organizado por una revista especializada.

Antimissaris impulsó la apuesta de Marks&Spencer por las tiendas de pequeño formato

Para relanzar los grandes almacenes, Antimissaris optó por tiendas de pequeño formato fuera del Reino Unido, sin rebajar los estándares de calidad elevados de la firma. Mientras se abrían pequeños puntos de venta franquiciados, Marks&Spencer cerró tiendas propias en su país de origen y en otra decena de países.

Tras abandonar la empresa británica, el directivo protagonizó un acercamiento frustrado con Adolfo Domínguez. La firma de moda llegó a anunciar en verano de 2016 a la CNMV su inminente nombramiento como consejero delegado, en sustitución del cesado Estanislao Carpio.  

Sin embargo, en noviembre del mismo año la compañía que popularizó el eslogan La arruga es bella frenó la contratación, según indicó, por "motivos económicos". La enseña se encuentra en pleno repliegue con cierres de tiendas, y acabó 2016 con 22 millones de pérdidas.

Douglas alcanzará 300 millones de facturación en todo el mundo en 2017  

Ahora Antimissaris afronta el desafío de dirigir la expansión de Douglas. Esta semana la compañía alemana cerró la compra de las 102 perfumerías de Eroski, que refuerza a la cadena alemana en su batalla frente a la española Primor y las francesas Marionnaud y Sephora (propiedad de LVMH).

Douglas, que prevé alcanzar los 300 millones de facturación en 2017, no ofrece datos de ventas por países. Lo que es seguro es que cuando complete la integración de Bodybell se convertirá en la cadena de cosmética con más puntos de venta en España, con 382 establecimientos. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad