stop

Apple gana 8.717 millones de dólares, el 12% más, pese al descenso de ventas previo al lanzamiento de un nuevo iPhone

Barcelona, 02 de agosto de 2017 (08:57 CET)

Que Apple es una máquina de ganar dinero no es ningún secreto. Pero tampoco lo es que, pese a su amplia gama de productos exitosos, su gallina de los huevos de oro es el iPhone. Por ello, sus ventas y sus resultados suelen sufrir en los meses previos a un nuevo iPhone. Cuando la compañía prepara el lanzamiento de una nueva versión de su joya de la corona, la demanda del modelo anterior baja y los resultados de Apple se resienten. Esta vez no ha sido así.

La compañía californiana presentó este martes los resultados de su tercer trimestre fiscal, de mayo a julio, en el que, pese a que el iPhone 7 se encuentra ya en sus últimos meses, la tecnológica que preside Tim Cook logró mejorar ingresos y beneficios. ¿Cómo lo hizo? Gracias al área de servicios de la compañía, cuya diversificación le está reportando ya importantes beneficios.

Apple ganó en el último trimestre 8.717 millones de dólares (unos 7.400 millones de euros), el 12% más que en los mismos meses de 2016. El gigante de la manzana mordida ingresó 45.408 millones de dólares, el 7% más. Los resultados sorprendieron al mercado, como lo hizo los 41 millones de iPhone vendidos, más de lo que se esperaba.

Apple vendió 41 millones de iPhone en el último trimestre, más de lo que se esperaba

Las ventas, por encima de las expectativas, de iPhone, y un 1,6% más que en el año anterior, supusieron unos ingresos de 24.846 millones de dólares. Pero su peso en el negocio de Apple bajó del 63% al 54%. Lo que compensó este descenso fue, como destacó Tim Cook, el acelerón del área de servicios de la compañía, que se situó en cifras récord.

Este área abarca desde el cloud, aplicaciones como Apple Music y Apple Pay y contenidos digitales. Estos servicios registraron unos ingresos de 7.266 millones de dólares, el 21% más. En el global de la compañía su peso todavía es pequeño, pero su crecimiento y sus perspectivas a largo plazo hacen ser optimista a Cook, que ha vendido este área a los accionistas e inversores como la que asegura el futuro de Apple.

Pese a ello, la compañía ya se frota las manos ante el lanzamiento, después del verano, del nuevo iPhone 8. El modelo cumple diez años, en los que ha vendido 1.200 millones de unidades, y se espera que la versión del aniversario sea revolucionaria, por lo que las expectativas de ventas son altas. Cook evitó dar más detalles del nuevo iPhone, aunque ya se han filtrado algunos detalles, como el reconocimiento facial y la pantalla sin bordes.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad