Así se reparte su imperio 'fashion' la familia Puig

stop

DISTRIBUCIÓN DE LAS PARTICIPACIONES

El consejero delegado del Grupo Puig, Marc Puig, en una imagen de archivo. EFE/Toni Albir

en Barcelona, 31 de marzo de 2015 (02:00 CET)

Puig es el séptimo grupo perfumero mundial y sus dueños están inmersos en un plan estratégico para entrar en el podio mundial del sector en como mucho cinco años. Esta reordenación y ampliación del negocio se hace de forma paralela a la profesionalización de la compañía. Por ello, la presencia de apellido Puig es cada vez más limitada en los órganos directivos del grupo y toma relevancia en los consejos de administración en los que se reparten su imperio fashion

La operación societaria más reciente que la familia he ejecutado ha sido reeditar a los representantes de las tres ramas familiares en Grupo Exea, el puntal del entramado societario. 

Representación indirecta 

Están representados en el órgano directivo del holding el actual presidente de la perfumera, Marc Puig Guasch; el vicepresidente, Manuel Puig Rocha; y José María Puig Planas, el único miembro de la segunda generación del clan que no ha pasado formalmente el testigo a sus hijos en la compañía. 

Los 14 primos hermanos Puig están representados en la sociedad mediante sus respectivos holdings. Los Puig Guasch ostentan el 37% del capital a través de Consilium SL; la participación de los Puig Rocha es menor, del 21%, y se vehicula con Valldan SL; mientras que Puig Planas canaliza su 24% con la mercantil Maevor, según los datos registrales. 

Sus hijos, Jordi y Xavier Puig Alsina, entraron en el consejo de Exea en marzo de 2011 con la mercantil Neuquen, aunque no están en el accionariado.

Oliu en la presidencia 

La corporación Exea está dirigida desde julio de 1998  por Miguel Andrés Sterba, un especialista en servicios financieros para family office y holdings que se ha convertido en uno de los hombres de máxima confianza de los Puig tras más de 16 años en el grupo. Por ello, tiene cargos en casi todas las sociedades del entramado empresarial. 

A la hora de escoger presidente, los Puig valoraron la institucionalidad del cargo. El elegido nada menos que el presidente y máximo directivo de Banc Sabadell, Josep Oliu

Participaciones industriales 

Exea no tiene participación en la empresa grande del imperio, Antonio Puig SA, pero controla casi todos los títulos de Puig Gest (96,28%), una sociedad más enfocada a trámites burocráticos; tiene el 40% de Puig SL, empresa donde la familia concentra una pequeña parte de su negocio; y el 17,23% de Aubelia, una compañía con sede en Francia (en la localidad de Neuilly-sur-Seine, donde inició su carrera política Nicolas Sarkozy) que controla la cosmética Uriage, entre otras. 

Este grupo también participa en negocios más allá del perfumero. Es el tenedor de la mayoría del capital (64,31%) de la industrial Flamagás, dueña de los encendedores Clipper o los lápices Alpino; y de la participación de los Puig en los laboratorios Isdin, centrados en el cuidado dermatológico. 

Son los minoritarios en esta joint venture, con el control del 49,9% de las acciones; mientras que el 50,1% restante está en manos de otra de las familias con mayor trayectoria de Cataluña: los farmacéuticos Esteve. 

La SICAV de los Puig 

Por último, los Puig controlan el 49,26% de su sociedad de inversión de capital variable (Sicav), Quaestor Investments, mediante Exea. 

A pesar de que la familia se ha resistido a dar el salto al mercado continuo con el grupo perfumero, la Sicav está en el Mercado Alternativo Bursátil 28,7 millones de euros de capital en circulación.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad