BBVA pacta con los sindicatos un ERE 'pre reforma' en Unnim

stop

Los 1.218 afectados saldrán en dos fases y con una prima de 12.500 euros

Francisco González, durante su intervención

17 de octubre de 2012 (14:18 CET)

La negociación entre la dirección del BBVA y los sindicatos con presencia en la entidad para reducir 1.218 empleos en Unnim ha llegado a buen puerto.

La mesa de negociación dio luz verde este martes por la noche a un acuerdo laboral que se aplicará en dos fases hasta 2014 y que implica que “sólo se queden desempleados los que optan por el plan de bajas incentivadas”, explica el responsable de banca de UGT, Sebastián Moreno. Los representantes de los trabajadores también celebran que las condiciones económicas para dejar la caja catalana quedan lejos de la última reforma laboral.

Prima de salida

Un total de 649 personas podrán elegir dejar Unnim hasta el próximo 15 de noviembre. El banco encabezado por Francisco González propone un plan de prejubilación; un máximo de 100 excedencias que podrían durar hasta 2017 y bajas incentivadas. Para salir de la caja, ofrece una indemnización de 35 días por año trabajado con un máximo de 30 mensualidades y añade un prima de una mensualidad más por cada tres años trabajados en la entidad.

En el caso de las prejubilaciones, afectarán a los empleados de Unnim que actualmente tienen 53 años o más y han trabajado en la entidad como mínimo una década. Si se jubilan a los 64 años, tendrán una retribución del 74% de su salario actual, y si no pueden finalizar su vida laboral hasta los 65, cobrarán el 70% del sueldo. Eso sí, fuentes de la caja catalana señalan que pocas personas se podrán adherir a esta medida. Cuando nació Unnim --a raíz de la fusión de Caixa Sabadell, Caixa Terrassa y Caixa Manlleu-- ya se hizo un plan de prejubilaciones que redujo considerablemente la media de edad de los empleados.

Todos los afectados por esta primera oleada tendrán una prima de salida de 12.500 euros. Todas las medidas se ejecutarán en diciembre.

Recolocación en el BBVA


La segunda fase de la reestructuración de la plantilla de Unnim afectará a 569 personas. A todas ellas se les ofrecerá un empleo en el grupo BBVA, con su consiguiente compensación si el empleo es en otra localidad.

Negociación directa

Los sindicatos que han participado en la negociación también aplauden que este plan de reestructuración se haya pactado “sin ningún intermediario, directamente con los responsables de recursos humanos de BBVA”, en palabras de Moreno.

Por parte del banco de González, aseguran que han firmado un acuerdo “justo” para todas las partes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad