Blanco liquida 56 años de actividad vendiendo 'stock' de otra marca

stop

La histórica cadena de moda mantendrá una decena de tiendas para liberar mercancías retenidas

Blanco encadena semanas de desahucios de tiendas y falta de género. Foto:  EFE/Xulio García.

Barcelona, 08 de diciembre de 2016 (06:00 CET)

Un administrador concursal ha dictado la sentencia de muerte de Blanco. A mediodía del miércoles los representantes sindicales desplazados a Seseña (Toledo) para conocer el desenlace de la histórica cadena de moda han recibido el inequívoco veredicto: la compañía echa el cierre tras 56 años de actividad.

La voluntad de la empresa es proceder a un cierre escalonado y mantener un reducido número de tiendas abiertas para liberar 'stock' de mercancías de la británica Quiz, socia del grupo saudí Alhokair, al que los trabajadores culpan de haber llevado a la quiebra a la enseña fundada por Bernardo Blanco Solana.

Resistirán al cierre entre seis y quince puntos de venta, que se dedicarán a vender productos de la colección primavera-verano de la marca escocesa. En paralelo, los desahucios de tiendas por impagos de alquileres seguirán su curso y la cadena reubicará a los trabajadores en los escasos puntos de venta abiertos hasta que acabe de negociar un ERE de extinción.

Huelga a las puertas de Navidad

El cierre escalonado pondrá fin al calvario de una plantilla que llegó a contar con 2.000 empleados y que se ha visto menguada por dos oleadas de despidos desde que en 2012 la empresa entrara en números rojos. UGT y CCOO han desconvocado la huelga prevista para este viernes pero mantienen la del día 16 de diciembre, en plena campaña de Navidad.

"Entendemos que es un acto hacia los administradores para facilitar el entendimiento y las relaciones laborales en una situación realmente compleja", señalan las dos centrales sindicales en un comunicado conjunto. 

Blanco solo garantiza el pago de una parte de la nómina de noviembre, la que corresponde a los días 1 al 23 de noviembre, fecha en la que la empresa entró en concurso. En este sentido, la plantilla mantiene los paros de la semana que viene con el objetivo de percibir la nómina en su totalidad.

Concurso presentado a espaldas de la plantilla

Lo cierto es que en realidad la compañía solicitó el concurso de acreedores el 3 de octubre, mientras hacía creer a los trabajadores que buscaba un inversor para reflotar el negocio, denuncian representantes sindicales. La cadena no comunicó la decisión a la plantilla hasta el 24 de noviembre, horas después de que el juzgado mercantil de Toledo aceptara la solicitud concursal. "Nos estuvieron engañando durante un mes y medio", lamenta una fuente sindical.

Por el camino se produjo la multitudinaria huelga del 21 de octubre, el desahucio masivo de tiendas en los centros comerciales del grupo Unibail-Rodamco y el bloqueo de género en las aduanas por impagos. Mientras, la cadena se negaba a comentar las informaciones publicadas en prensa "por respeto a los trabajadores". 

Ante la declaración del concurso, Inditex llegó a amenazar a Alhokair con retirarle las 102 franquicias de la multinacional gallega que el grupo árabe controla en la monarquía de los Saud. Fawaz Abdulaziz Al Hokair había traspasado la empresa en junio al fondo AC Modus, del que es el principal accionista, con lo que la reputación del 'emir' de la moda sigue vinculada a su gestión de la debacle de Blanco.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad