Carceller logra que Rodilla pase de las pérdidas a los beneficios en tres años   

stop

María Carceller presenta los beneficios de la empresa, los primeros desde el inicio de la crisis. Descarta la venta de la empresa en el corto plazo y anuncia inversiones por 4,7 millones en tres años   

Imagen del establecimiento de Rodilla en el centro comercial Splau.

Madrid , 15 de febrero de 2016 (15:08 CET)

La familia Carceller, propietaria de la cadena de bocadillos Rodilla, ha presentado los resultados de la empresa, los primeros con beneficios desde el inicio de la crisis en 2008.   La compañía facturó 92 millones de euros el año pasado y obtuvo dos millones de beneficio.

El incremento de ventas ha supuesto el 12,5% respecto a 2014 y la mejora ha sido facilitada, según explicó María Carceller, consejera delegada de Rodilla, por la recuperación del mercado español.  

La familia Carceller, propietaria de Cervezas Damm, ha puesto sus esfuerzos para revertir la débil situación de la empresa. La consejera delegada ha presentado el plan de inversiones de la compañía que incluye la inyección de 4,7 millones de euros en los próximos tres años para la expansión de la cadena.  

Expansión  

Al menos hasta ese momento, la venta no está contemplada, según ha explicado la consejera delegada. Desde la llegada en 2012, la compañía ha abierto 50 nuevas tiendas. El plan de expansión ahora está previsto fuera de Madrid, donde la cadena nació en 1929.  

Rodilla seguirá apostando por diferenciarse del concepto fast food para posicionarse como locales de comida casual y de calidad. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad