Casaponsa gana a los Jorba, se queda los dónuts

stop

CONSUMO

Panrico celebra este año el 50a aniversario del inicio de la comercialización de sus 'Donuts'

10 de octubre de 2012 (14:07 CET)

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TUE) ha rechazado este miércoles la petición del grupo alimentario Bimbo, presidido en España por Mauricio Jorba, de registrar Bimbo Doughnuts como marca denominativa comunitaria.

Los magistrados consideran que existe riesgo de confusión con la española Doghnuts de Panrico, en una sentencia parecida a la que el Tribunal Supremo de España dictó también a favor de la compañía presidida por Joan Casaponsa ante Europastry.

Otros propietarios

El caso se remonta a mayo de 2006, cuando Bimbo España aún estaba en manos del gigante estadounidense Sara Lee. Solicitó la inscripción de su marca Bimbo Doughnuts ante la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI) para los productos de confitería y panadería, en particular rosquillas.

Panrico se opuso a tal registro por considerar que podría confundirse con su Doghnuts, también destinada a rosquillas, y la OAMI estimó la oposición del fabricante español. En ese momento la compañía también tenía un propietario distinto, el fondo Apax Partners.

Cuestiones lingüísticas

El TUE confirma el argumento de la OAMI. Asegura que la palabra doughnuts, el término genérico en inglés para determinar un tipo de rosquilla, en español no existe y el grado de familiaridad del público español con el inglés es bastante reducido. Por lo que la marca sería considerada como "un término fantasioso o extranjero por la mayoría de los consumidores españoles".

El Tribunal tampoco da por buena la alegación de que la palabra Bimbo ocupa una posición dominante en la marca Bimbo Doughnuts y que atraería la atención del consumidor, ya que identifica a una de las empresas del sector más conocidas en España.

Es decir, deja el uso de dónuts en manos de Panrico.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad