Celsa llega a un acuerdo con la banca para refinanciar su deuda

stop

La siderúrgica catalana arrastra un pasivo de 2.300 millones de euros

31 de mayo de 2013 (11:03 CET)

Celsa, compañía de la familia Rubiralta, ha llegado a un acuerdo con la banca acreedora para refinanciar su deuda de 2.300 millones de euros.

La siderúrgica catalana ha logrado un respiro tras conseguir el aprobado de 37 entidades mientras que solo tres se han mostrado reticentes a la negociación, informa Expansión. El diario apunta que si la compañía no consigue el beneplácito de estas entidades, solicitará la extensión del acuerdo.

Negocio nacional

La compañía catalana tenía de plazo para refinanciar la deuda hasta julio, cuando finaliza el préstamo que obtuvo en 2011 por un importe de 1.300 millones para destinar a su negocio en el mercado nacional. A ello se suman otros mil millones que proceden de préstamos y créditos con plazos amortizados que superan los dos años.

El conglomerado consiguió salvar su resultado el primer trimestre del año con las ventas en el mercado exterior, donde facturó el 84% de las ventas totales. La compañía con sede en Castellbisbal (Barcelona) ganó 4.500 millones, el 6% menos. Pero la situación financiera de la empresa le ha obligado a prescindir de 458 trabajadores.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad