Celsa negociará con los bancos la refinanciación de un pasivo de 2.300 millones

stop

La compañía que dirige la familia Rubiralta recibió 3.000 millones en 2010 para su actividad en España

24 de octubre de 2012 (10:19 CET)

El grupo Celsa se sentará de nuevo con los bancos para refinanciar la deuda que asciende a 2.300 millones. La crisis de la construcción, que también ha afectado a la compañía, obliga a la firma de la familia Rubiralta a negociar de nuevo con las entidades financieras que en 2010 le otorgaron 3.000 millones para las actividades en España, según Expansión.

La compañía con sede en Castellbisbal dedicada a la producción de acero es una de las más potentes de Catalunya con una facturación de 4.806 millones de euros en 2011 gracias, en mayor parte, al crecimiento internacional y las exportaciones.

Negociaciones con 10 bancos
distintos

No obstante, la línea de 1.300 millones acordada hace dos años con la banca vence en verano de 2013 y Clesa quiere renegociarla cuanto antes sin esperar al último momento. El resto de deuda bancaria, de 1.000 millones, proviene de créditos y préstamos que tienen un mayor plazo de devolución.

El problema al que se enfrenta Clesa es que el pasivo se negoció con una decena de entidades financieras que parece que no se ponen de acuerdo ahora con las condiciones de la refinanciación.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad