Chestertons aterriza en Cataluña por la puerta grande

stop

INMUEBLES EXCLUSIVOS EN CATALUÑA Y BALEARES

Página web de la filial catalana de la inmobiliaria

Barcelona, 31 de enero de 2015 (22:07 CET)

El mercado inmobiliario catalán ha recuperado su atractivo. Un resurgimiento tras el azote de la crisis que las empresas internacionales no pasan por alto. Es el caso de la agencia británica Chestertons, que ha aterrizado en Cataluña como parte de su plan de expansión internacional para controlar desde este territorio el mercado catalán y el balear.

La compañía fundada en 1805 se ha decidido a hincar el diente a los exclusivos inmuebles de ambas regiones. Para ello, ha abierto su primera oficina en la calle más prestigiosa de Barcelona: en el número 6 de paseo de Gràcia. La milla de oro de la capital catalana donde conviven los escaparates de Chanel, Carolina Herrera, Cartier y Dolce&Gabanna, entre otras firmas de lujo.

Fincas del siglo XIV y palacetes novecentistas

La nueva compañía, originalmente establecida como Kolesny Realty, contará con una cartera de propiedades que incluye desde pisos con encanto hasta propiedades novecentistas de lujo, fincas del siglo XIV de 2.500 metros cuadrados o locales y oficinas distribuidos en los enclaves más singulares de Barcelona, Sitges, la Costa Brava e Ibiza.

"Estamos bien establecidos a nivel local con una buena base de clientes, pero ahora queremos aprovechar la influencia y los recursos que nos ofrece una gran red mundial como Chestertons. Queremos avanzar en el negocio haciendo que Catalunya sea visible y accesible a todo el mundo", ha explicado el consejero delegado de la filial catalana, Ronei Kolesny.

Amplía la red de oficinas en España

Los servicios que ofrecerá la compañía británica serán tanto de asesoramiento en la venta y alquiler de residencias y locales comerciales, como en la administración de bienes inmuebles. Y como en este resurgimiento, el cliente extrnanjero tiene mucho que ver, Chestertons Cataluña contará con un equipo encargado tanto de los traslados al aeropuerto como de los viajes de familizarización o la asistencia jurídica que el comprador internacional requiera durante el proceso de venta o alquiler.

"La ciudad, con su ambiente cosmopolita y su magnífica arquitectura, se ha convertido en un gran atractivo para los compradores tanto locales como internacionales", ha reconocido el consejero delegado del grupo, Robert Bartlett.

Con el aterrizaje de la empresa británica en Cataluña, la inmobiliaia amplía su presencia en España, donde ya cuenta con oficinas en Sotogrande, Marbella y Mallorca.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad