Clarks pone fin a la crisis con una imagen renovada

stop

La firma de calzado cambia el look de sus tiendas y advierte de una reactivación del consumo que le permitirá crecer un 8% este año

Varios modelos de la colección Orla Kiely de Clarks

25 de septiembre de 2014 (21:05 CET)

Clarks pisa fuerte en España para volver, cuanto antes, a los volúmenes de ventas que registraba antes de la crisis. La firma de zapatos confía en que dentro de dos años, en 2016, pueda volver a llenar la caja como cuando la economía española destacaba más por su esplendor que no por su decadencia.

“Hemos llegado a caer algo más del 20% hasta que en 2013 se estabilizaron las ventas y en 2014 ya se nota una recuperación”, señala el director general de Clarks en España, José María Belda, en la presentación del nuevo concepto de tienda que ha estrenado la firma en Barcelona.

Crecer un dígito este año y dos en 20105

En lo que va de año, las ventas de la enseña británcia en el mercado español han subido. “Cerraremos 2014 con un crecimiento que rondará el 8% porque las ventas se animan en verano con la llegada de turistas a los diferentes destinos españoles”, dice Belda.

Y si este año el crecimiento que se espera es de un dígito, para 2015 la cifra aumenta hasta el 17% ó 18%, atendiendo a las reservas ya realizadas para la próxima campaña de primavera-verano.

“La crisis ha llegado a su fin y las compras rápidas e impulsivas también”, asegura el director financiero para Europa, Joost Tukker. Así, Clarks cerraba 2013 con cerca de 2.000 millones de facturación y un aumento del 5% respecto al año anterior.

Cubrir el hueco de otros

Sin embargo, los crecimientos no siempre son consecuencia de un repunte destacable del consumo. “No es que el consumo se esté animando tanto, sino que amplías el público. Con el cierre de pequeños establecimientos que no han soportado la crisis, otras cadenas más grandes reciben más clientes. Es triste porque acabas aprovechándote de una situación que no deseas ni quieres como es el cierre de otros”, se lamenta el responsable de Clarks en el mercado español.

Como consecuencia, en lo que va de año la firma ha abierto tres nuevas tiendas en España --Madrid, Barcelona y Bilbao-- y espera poder seguir con este ritmo de aperturas en los próximos ejercicios. En la actualidad, la presencia de Clarks en España supera, ligeramente, el medio centenar de puntos de venta.

Ponerse al día con lo que pide el cliente


Para ampliar su target y atraer a varios perfiles de consumidores, Clarks ha apostado por modernizar sus tiendas con un aire algo más british, dando protagonismo no sólo al calzado más tradicional sino, también, a los modelos que pueden atraer a un público más joven.

“Hay que adaptarse al cliente real y ofrecer la estética que demanda el consumidor. Es necesario actualizarse y estar al día. No nos está permitido parar y por eso hemos optado por un cambio de imagen a nivel global”, añade Belda. De momento, sólo hay tres establecimientos Clarks que han cambiado de look, pero la enseña pretende rejuvenecer toda su red.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad