De Zeltia a PharmaMar para sacar tajada del negocio oncológico en EEUU

stop

LOS RETORNOS DE YONDELIS

Zeltia deja paso a PharmaMar, su filial, para captar fondos en EEUU

desde Madrid, 20 de mayo de 2015 (21:26 CET)

Además de los evidentes efectos positivos sobre la salud, los fármacos anticancerígenos representan un negocio a gran escala, y en Zeltia, el grupo biofarmacéutico que preside José María Fernández Sousa-Faro, creen que ya va siendo hora de sacar un mayor beneficio a las ingentes cantidades de inversión realizadas hasta ahora en la investigación de medicamentos contra el cáncer.

Es el gran objetivo que persigue la recién aprobada fusión por absorción que se va a llevar a cabo para que Zeltia pase a denominarse PharmaMar, la filial que, con productos como el anticancerígeno, está empezando a aglutinar la mayor parte de los ingresos. La rentabilidad de su área de biofarmacia supera el 30% de la facturación total y el cobro de royalties de productos farmacéuticos supone ya el 20% de los ingresos totales del grupo.

Milestones, royalties y subvenciones

Y el crecimiento acaba de empezar. Se prevé que en los próximos años se tripliquen los cerca de 100 millones anuales que ahora factura el área de biofarmacia, básicamente aportados por la comercialización de Yondelis, su antitumoral estrella. Y también, que crezcan, de manera exponencial, los ahora 80 millones de ingresos procedentes de acuerdos de licencias como son los milestones, y otras partidas como royalties o subvenciones.

Para ello se hacía necesario la entrada en el mercado de capitales de Estados Unidos, el país donde la agencia reguladora FDA (Food and Drug Administration) se ha dado de plazo, hasta el próximo 24 de octubre, para autorizar la comercialización de Yondelis para el tratamiento de todos los tipos de sarcoma de tejidos blandos en aquellos pacientes que hayan sido previamente tratados con quimioterapia.

Visibilidad de PharmaMar

Para esa fecha, Zeltia ya no existirá. Con la fusión llevada a cabo, lo que busca la familia Fernández Sousa es dar mayor visibilidad a PharmaMar, la farmacéutica que elabora Yondelis y otros medicamentos. "Poner en valor su relevancia respecto al resto de negocios del grupo", comentan en la empresa.

Otra de las razones de la fusión busca que PharmaMar presente mayor atractivo para el inversor institucional especializado en el sector biofarmacéutico, de cara a captar fondos en mercados bursátiles como el Nasdaq.

Fondos sí, préstamos participativos no

Además, con la nueva estructura, se busca alcanzar mayor movilidad y libertad de decisión en la adscripción de fondos al destino que se considere más eficiente, evitando acudir a operaciones financieras entre compañías del grupo, como pueden ser los préstamos participativos, para invertir en proyectos de investigación y desarrollo.

Zeltia ha elegido la fusión inversa, en la que la filial absorbe a la matriz porque, desde una perspectiva jurídico-material y financiera, resulta indiferente que la fusión se realice en un sentido o en otro. En ambos casos la sociedad resultante combinará, en términos absolutamente equivalentes, los patrimonios de ambos sociedades, la absorbida y la absorbente.

Menor riesgo jurídico

Además, la fusión inversa ofrece una mayor garantía de continuidad e indemnidad del actual negocio del grupo, pues implica un menor riesgo jurídico de desfase temporal en la cotización de las acciones de PharmaMar, al estimarse que dicha cotización puede tener lugar en un plazo corto de tiempo desde la inscripción de la fusión.

Respecto a la transmisión de activos situados en el extranjero, la fusión inversa no producirá contingencia fiscal, pues la práctica totalidad de los activos de Zeltia están situados en España, y la operación se acogería al régimen fiscal especial de fusiones y escisiones.

Y, desde un punto de vista contable, resulta indiferente la alternativa de uno u otro modelo de fusión, al producir prácticamente los mismos efectos. No obstante, la fusión directa podría acarrear un impacto negativo en la cotización, derivado de la percepción del riesgo inherente en el potencial coste fiscal no determinable en el traspaso de la titularidad de las patentes en ciertos países.

Consejo productivo

Además de sacar adelante la fusión, el consejo de Zeltia resultó de lo más fructífero, a aprobar una emisión de bonos por 17 millones de euros y un plan de entrega gratuita de acciones a empleados y directivos no consejeros hasta un máximo de 600.000 títulos.

Los bonos se emiten con la finalidad de refinanciar deuda y alagar su vencimiento de la misma. Se emitirán con un valor nominal de 100.000 euros y devengarán un interés fijo del 4,75% nominal anual a pagar por anualidades vencidas.

Entre las condiciones del plan de entrega de acciones se recoge un sistema de inmovilización (lock up) a fin de que no puedan ser vendidas durante un periodo de 4 años. No obstante, transcurrido un año y seis meses desde la entrega de las acciones se desbloqueará parte de las mismas.

Finalmente, el consejo ha acordado entregar acciones por un valor total de 656.511 euros. De esta manera, fijado definitivamente el valor de referencia en 3,9239 euros, se ha establecido entregar 167.311 acciones, equivalentes al 0,0753% del capital social de Zeltia.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad