Casi dos de cada tres sucursales bancarias desaparecerán. En la imagen, una sucursal del banco Santander. Archivo

Dos de cada tres sucursales bancarias están condenadas a desaparecer

stop

El FMI recomienda al sector bancario español reducir las sucursales por debajo de las 10.000, frente a las 28.000 que hay en la actualidad

Economía Digital

Casi dos de cada tres sucursales bancarias desaparecerán. En la imagen, una sucursal del banco Santander. Archivo

Barcelona, 06 de mayo de 2018 (13:07 CET)

Hace una década, España tenía más de 46.000 sucursales bancarias, pero la llegada de la crisis y las transformaciones provocadas por el entorno digital condujeron al país a reducir la cantidad a poco más de 28.000 sucursales en la actualidad.

Pero esa no es la cifra más baja que deben alcanzar, según los analistas. El sector bancario debe encaminarse a reducir casi dos de cada tres sucursales para aproximarse a la media europea de unas 3,5 oficinas por cada 10.000 habitantes.

Actualmente, España cuenta con 6,7 sucursales por cada 10.000 habitantes, y el Fondo Monetario Internacional recomienda prescindir de 20.000 sucursales más para quedar por debajo de las 10.000.

Países como el Reino Unido han reducido la cantidad de sucursales a 1,7 por cada 10.000 habitantes; Alemania tiene 3,5, Italia tiene 5 y Francia tiene 5,7, por ejemplo.

Las sucursales bancarias pasarán a ser más 'flagships' que sucursales, y delegarán cada vez más las gestiones diarias a los servicios digitales

"La tendencia será aproximarse a la media europea. Todavía hay margen de reducción" dijo a El Mundo el director nacional de Global Workplace Solutions de CBRE, Enrique Carrero. La consultora preparó el informe "El futuro de los espacios de trabajo en el sector financiero" para adelantar esta transformación.

Esta consolidación, como le llaman en el sector, propiciará una transformación en el papel de las sucursales bancarias, que delegan cada vez más las gestiones diarias a los servicios digitales que pueden utilizarse desde cualquier lugar y, en cambio, se limitan a las operaciones más complejas y a la oferta de cajeros.

Las sucursales pasarán a ser "el escaparate del banco además de ofrecer experiencias más personalizadas al cliente, contrastando con las tareas estándar de la banca online", según el informe. Serán más flagships que sucursales, como ya lo hace Caixabank en la Diagonal de Barcelona y Sabadell en la Gran Vía de Madrid.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad