EEUU aprieta las tuercas a Volkswagen con la reparación de los motores trucados

stop

Estados Unidos se muestra más beligerante que Europa y tumba el plan del grupo alemán porqué considera que no hará cumplir las normas sobre emisiones

Imagen de la fábrica de Volkswagen en Wolfsburgo, Alemania / Reuters

Barcelona, 13 de enero de 2016 (09:36 CET)

Estados Unidos no se lo va a poner fácil al grupo Volkswagen. Allí se descubrió en septiembre el engaño con las emisiones de NOx, y casi cuatro meses después, VW todavía no ha convencido a las autoridades norteamericanas sobre el plan para resolver el problema. Este martes, EEUU ha rechazado el plan, con lo que obligará al gigante alemán a rehacer su programa de reparación de los coches afectados.

El Consejo de Recursos del Aire de California (CARB, por sus siglas en inglés), dijo que "las propuestas de VW son incompletas, sustancialmente deficientes y no cumplen los requisitos legales" para que los vehículos afectados puedan ser certificados. Es decir, que los coches no cumplirán las normas de emisiones del país después de pasar por el taller.

EEUU ya avisó en noviembre a VW que el plan no era suficiente, pero el grupo no ha subsanado los errores. En la carta de rechazo a la propuesta de VW, el CARB señala que la compañía alemana presentó el pasado 20 de noviembre un plan de llamada a revisión de los más de 500.000 vehículos afectados por el trucaje de los motores. La carta también indica que el 25 de noviembre comunicó de forma confidencial a la compañía que su plan "no respondía a los requisitos básicos" de la normativa de California.

Las tres deficiencias del plan

El CARB destacó tres graves deficiencias en el plan presentado por VW. La primera es que Volkswagen no describe de forma suficiente el incumplimiento de la normativa como para que el CARB entienda si "las reparaciones propuestas son posibles o solucionarán todas los incumplimientos".

La segunda deficiencia es que "VW no describe específicamente las reparaciones en su plan de llamada a revisión de manera que permita al CARB evaluar si podrían ser efectivas o incluso técnicamente posibles".

Y la tercera es que "los planes propuestos no responden de forma suficiente a los impactos sobre el motor, la operación en conjunto del vehículo y todas las tecnologías de control de emisiones relacionadas".

"Por lo tanto, el CARB está rechazando los planes de llamada a revisión" de los motores de 2 litros Gen 1, 2 y 3 así como "la propuesta de VW de extensión temporal".

Reunión de Müller con las autoridades

El rechazo del CARB se producía un día antes de que el consejero delegado del grupo VW, Matthias Müller, se reúna este miércoles con la directora de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos, Gina McCarthy, para discutir las acciones de VW.

Precisamente este lunes en el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS), que se celebra en Detroit, Müller se mostró confiado en que las autoridades estadounidenses aceptarían la propuesta de VW para arreglar los motores trucados con un software que oculta sus emisiones reales de productos contaminantes.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad