Grifols compra sus primeros centros de donación en Europa. Victor Grifols, en una visita a una planta en Los Ángeles (EEUU). EFE/JuanJo Martín

EEUU entierra definitivamente el último fármaco de Grifols

stop

La agencia del medicamento tumba definitivamente un medicamento con el que Aradigm, participada en un 35% por Grifols, esperaba ingresar 250 M de euros

Carles Huguet

Economía Digital

Grifols compra sus primeros centros de donación en Europa. Victor Grifols, en una visita a una planta en Los Ángeles (EEUU). EFE/JuanJo Martín

Barcelona, 29 de enero de 2018 (18:13 CET)

Revés en la expansión estadounidense de Grifols. La Agencia del Medicamento del país (FDA) tumba definitivamente el medicamento Pulmaquin, destinado a combatir enfermedades pulmonares, que la filial Aradigm Corporation desarrollaba. Participada al 35% por la sociedad catalana, la firma aspiraba a ingresar 250 millones de euros en los próximos tres años.

La FDA sigue así las recomendaciones del comité asesor de antimicrobianos, que hace dos semanas ya emitió una valoración negativa del fármaco. “No podemos aprobar el medicamento en su forma actual. Las áreas de preocupación incluyen los datos clínicos, el estudio de validación de factores humanos y la calidad del producto”, señala el organismo en un comunicado enviado este lunes.

De este modo, la organización expresa sus dudas sobre la eficacia real y la seguridad del medicamento. Desde Aradigm rechazan la incertidumbre. “Seguimos confiando en la eficacia, la seguridad y la calidad de Pulmaquin y solicitaremos una reunión con la FDA para desarrollar planes para avanzar con la comercialización del producto”, contesta la empresa en una nota enviada al regulador bursátil estadounidense.

Grifols corrió con todos los gastos de desarrollo del Pulmaquin: más de 60 millones de euros

A pesar de contar sólo con el 35% del capital de la sociedad estadounidense, la negativa es un duro golpe para Grifols, que había financiado el desarrollo del fármaco. La empresa catalana entró en los laboratorios americanos en 2013 tras invertir 25,7 millones de dólares –19,8 millones de euros, al cambio del momento--.

Con el aterrizaje, la farmacéutica familiar se hacía con la licencia mundial para el desarrollo y la comercialización del Pulmaquin. Además, ocupa dos butacas en el consejo de administración de la corporación americana.

La cara B del acuerdo implicaba que Grifols se haría cargo de los gastos para desarrollar el medicamento por un máximo de 65 millones de euros. Según publicó El Economista, a 31 de diciembre de 2015, los pagos ya alcanzaban los 64 millones de euros. Entonces todavía faltaba por terminar la última fase de la investigación.

La factura también implicará al departamento legal, pues ocho bufetes estadounidenses ya han anunciado la presentación de una demanda colectiva contra Aradigm. En una de ellas se acusa a la compañía de posible fraude a los accionistas al violar la Ley del Mercado de Valores de Estados Unidos. El caso ya está en manos del Tribunal Federal de San Francisco.

Aradigm se hunde en bolsa

Tras conocerse la decisión de la FDA, las acciones de Aradigm acentuaron la caída bursátil que arrastran desde hace tres semanas. A las 17:30 de la tarde (hora española), la caída era del 22%, hasta los 1,75 dólares. Desde el 8 de enero, la sociedad se ha devaluado más de un 70% en el parqué.

En cambio, Grifols cerró la jornada del lunes con un crecimiento del 0,92% que la llevó hasta los 26,33 euros por participación.

Hemeroteca

Grifols
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad