El alquiler vacacional, foco de estafas

stop

JUDICIAL

14 de agosto de 2012 (20:01 CET)

La estafa que realizaba Javier López G. era de lo más sencilla. Este "profesional del timo", como lo define el Cuerpo Nacional de Policía (CNP), simulaba ser el propietario de varios pisos situados principalmente en el litoral catalán en la página web milanuncios.com. Recibía los pagos por adelantado y luego se esfumaba. Su impunidad era tal que no dudaba en utilizar su auténtico nombre. Sin embargo, agentes de la brigada de policia judicial del CNP de Reus han logrado detenerle.

Este tipo de engaños es un fenómeno habitual durante estas fechas que con el paso de los años se ha ido incrementando. "La gente toma muy pocas garantías a la hora de comprar por internet", explican fuentes del Cuerpo Nacional de Policía. En ese sentido, Facua --asi como otras organizaciones de consumidores-- coinciden en que el falso alquiler vacacional es el tipo de estafa más habitual con la que se están encontrando dentro del sector inmobiliario.

El timo

El proceso es el siguiente. “Una vez el consumidor se interesa por el inmueble vía internet, los supuestos propietarios exponen diversos problemas para enseñarle la vivienda. Con esta escusa proponen que el abono se realice antes del período vacacional, solicitando una parte o la totalidad del importe del alquiler”, comentan desde Facua.

Javier López cobraba por adelantado el alquiler a través de giro postal de cantidades que oscilaban entre 350 y 800 euros. Con estos engaños, el delincuente engaño a unas 60 personas con un botín de 25.000 euros. La desesperación de los afectados fue tal que llegaron a abrir un blog para tratar de prevenir a nuevas víctimas.

Además de la Policía Nacional, los Mossos d'Esquadra también han abierto diligencias contra él. El acusado se encuentra en libertad con cargos después de haber pasado por el juzgado de instrucción número 1 de Reus.

Otras estafas


En la actualidad, el aumento de embargos y desahucios se ha convertido en otra escusa aprovechada por los estafadores. En A Coruña todavía se investiga el caso de varios vecinos del municipio de Oleiros que aseguraban vender pisos de lujo procedentes de embargos.

Los imputados en este supuesto fraude aseguraban tener contactos directos con varias entidades bancarias, por lo que ofrecían pisos de lujo a precios muy competitivos argumentando que procedían de embargos. De hecho, los supuestos timadores llegaron a enseñar viviendas --que en realidad no estaban a la venta-- a los consumidores, a los que le pedían 300.000 euros en concepto de señal.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad