El presidente de Seat, Luca di Meo, durante la presentación del Seat Arona en Barcelona. EFE/Alejandro García

El Arona impulsa Seat hacia un nuevo resultado récord

stop

El fabricante español cierra el primer semestre con unos ingresos de 5.786 millones y 289.948 coches entregados

Carles Huguet

Economía Digital

El presidente de Seat, Luca di Meo, durante la presentación del Seat Arona en Barcelona. EFE/Alejandro García

Barcelona, 01 de agosto de 2018 (13:03 CET)

Seat sigue a ritmo de récord. La compañía va camino de romper las marcas con las que cerró 2017, el mejor año de su historia, gracias al éxito de los nuevos modelos lanzados en los dos últimos 24 meses. Si el pasado ejercicio estuvo marcado por el boom del Ateca, es el Arona el vehículo que disparó los resultados de la empresa en el primer semestre de 2018.

Las cuentas del fabricante español hechas públicas por Volkswagen AG --su matriz-- revelan que el beneficio de explotación creció el 63,1%; desde los 130 hasta los 212 millones de euros. Mientras, los ingresos ascendieron el 14,48%, de 5.054 millones a 5.768 millones, gracias al incremento de las ventas, que subieron el 17,6% desde los 246.493 coches hasta las 289.948 unidades.  

De este modo, la compañía rebasó el anterior récord semestral, obtenido en el 2000 con 278.500 entregas. Hasta 18 años tuvieron que pasar para que la firma con sede en Martorell volviera a los niveles de principios de siglo.

El Seat Arona supone para 2018 lo mismo que el Seat Ateca para 2017

“Seguimos creciendo por encima de las previsiones gracias, sobre todo, al impulso del nuevo Arona, que se ha sumado al éxito del Ibiza, el León y el Ateca”, celebró el vicepresidente Comercial de Seat, Wayne Griffiths.

Al comenzar a venderse a finales del año pasado, todas las unidades comercializadas –más de 10.000 vehículos sólo en España— supusieron un importante impulso para la firma. Es el mismo factor que propulsó las cifras de 2017Entonces fue con el Ateca, que también se conviritió un éxito de ventas.

Las ventas de Seat mercado a mercado

España fue el principal mercado de la marca presidida por Luca de Meo, donde creció el 14,9% hasta las 62.200 matriculaciones con el León y el Ibiza como modelos más vendidos del año. No obstante, ambos modelos parece que comienzan a dar síntomas de agotamiento: en julio el León cayó un 3,2% aunque mantiene una diferencia positiva anual del 5,3%. Mayor fue el descalabro del Ibiza, con un descenso del 11,4% en el mes y un acumulado anual del -6,8%.

A nivel internacional, el gran campo de batalla en el que el fabricante aspira a crecer, Alemania avanza el 17,7% hasta los 57.200 coches comercializados, Reino Unido sube al ritmo del 21,7% hasta las 35.900 unidades, Francia avanza el 18,7% hasta los 15.800 turismos e Italia escala el 21,6% hasta los 12.800 automóviles.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad