El consejero delegado de El Corte Inglés, Víctor del Pozo (d), y el presidente de la empresa, Jesús Nuño de la Rosa (i). El Corte Inglés

El Corte Inglés suelta lastre: pone a la venta sus créditos morosos

stop

Los grandes almacenes sacan al mercado préstamos fallidos por 105 millones de euros. Es la segunda cartera que se pone a la venta

Economía Digital

El consejero delegado de El Corte Inglés, Víctor del Pozo (d), y el presidente de la empresa, Jesús Nuño de la Rosa (i). El Corte Inglés

Barcelona, 11 de febrero de 2019 (10:20 CET)

En su afán por reducir deuda, El Corte Inglés sigue con las desinversiones. Si contempla la venta de filiales y ya ha comenzado a deshacerse de algunos activos inmobiliarios, también busca generar nuevos ingresos colocando carteras de créditos morosos de difícil cobro. El último paquete puesto al mercado tiene un valor de 105 millones.

Según informa El Confidencial, la financiera de compañía que preside Jesús Nuño de la Rosa tiene a la venta una cartera de 93.000 préstamos fallidos de 1.113 euros de tamaño medio. Al estar en el 85% judicializados, se presume un fuerte descuento, lo que podría dejar el precio para el comprador en unos 10 millones de euros.

Financiera El Corte Inglés (FECI) ha encargado la operación, llamada Proyecto Shackleton, a Alantra. Las previsiones son que la venta se culmine a finales de febrero.

Participada al 51% por Santander Consumer Finance y al 49% por El Corte Inglés, la financiera es la sexta del mercado español, según las cifras de 2017 de la patronal Asnef. No es la primera vez que realiza una transacción de este tipo, pues a finales de 2017 lanzó el proyecto Alexandria, con el que se deshizo de 140.000 préstamos valorados en 160 millones, que acabaron en manos del fondo británico Link Financial a cambio de 10 millones de euros.

La obsesión de El Corte Inglés: reducir deuda

Las ventas se enmarcan en el plan de Nuño de la Rosa de obtener el investment grade por parte de las firmas de análisis que le permitan acceder a los inversores de primer nivel de cara a una hipotética salida a bolsa.

Con una deuda de 3.652 millones al cierre del primer semestre fiscal, El Corte Inglés comenzó con la venta de algunos centros comerciales, siguió con el encargo a Pwc de la colocación de una cartera inmobiliaria de 1.500 millones y continúa con el estudio de la venta de las filiales de viajes, seguros e informática, según ha podido saber Economía Digital.

 

 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad