El fracaso del Z10 termina de enterrar a Blackberry

stop

Las operadoras españolas comienzan a sacar el teléfono de las tiendas por la baja demanda

El teléfono Blackberry Z10.

19 de octubre de 2013 (17:33 CET)

El Z10 de Blackberry se ha convertido en un teléfono repudiado. Las franquicias de Vodafone han comenzado a sacarlo de su oferta y las de Movistar tienen dificultades para entregar el teléfono si algún usuario lo solicita.

El teléfono, que no cuenta con 4G en su versión española, se encuentra en los subsuelos de las ventas de muchas tiendas de telefonía. “Prácticamente no tenemos clientes interesados en él. Por eso no lo vendemos ni nos interesa venderlo en el futuro”, explica el encargado comercial de una tienda Vodafone de l’Hospitalet (Barcelona).

“No lo tenemos en tienda, porque no tiene salida. Si alguien no los pide, podemos solicitarlo a la central. Tal vez lo tengamos en 10 días”, explica un comercial de Movistar de la calle Cea Bermúdez de Madrid.

Latinoamericanos, único feudo fiel

Sólo el público latinoamericano, fidelizado con el sistema de mensajería del Blackberry Messenger, solicita expresamente el modelo. “Por lo general son clientes dominicanos los únicos que piden el Z10. No se acostumbran al Whatsapp y a otros sistemas gratuitos de Android”, explican los comerciales de Vodafone.

Hace pocas semanas, Blackberry anunció el despido de 4.500 empleados, el 40% de su fuerza laboral por los débiles resultados de ventas del Z10, un teléfono con una pantalla multitáctil de 4,2 pulgadas, procesador de doble núcleo de 1,5 GHz y con 2GB de RAM, pero que no logra convencer.

El fabricante de Blackberry ha pasado a tener una cuota de mercado del 40% hace cuatro años a apenas un 3% en 2013. En el tercer trimestre de este año, apenas logró vender 6,8 millones de terminales, muy lejos de los 70 millones de la coreana Samsung y los 31 de Apple, los dos grandes fabricantes que la han opacado.

Ejecutivos desorientados

La desorientación de los altos ejecutivos es señalada como una de sus principales causas para el desplome. Un expresidentes de una importante operadora latinoamericana lo ilustra con una anécdota. “Fuimos a una presentación en Ontario, Canadá. En una lámina de nuestra exposición decíamos que el 80% del mercado de telefonía móvil en el mundo era prepago. Y el entonces director financiero de la empresa intervino para decir que nos habíamos equivocado en la presentación, que el 80% del mercado mundial era postpago. No tenían idea de datos tan básicos como ese”, explica el ejecutivo.

Los nuevos ejecutivos no ocultan que la compañía está mal pero asegura “que va por el buen camino”. En su primer trimestre fiscal, la empresa registró 84 millones de euros en pérdidas. Pero con las pobres ventas del Z10, la empresa acumula inventarios y espera que este trimestre los ingresos caigan a la mitad.

La venta

La empresa está oficialmente en venta y el fabricante chino Lenovo está estudiando los libros contables para analizar si compra la empresa entera o por partes. Cisco, Google y SAP también son potenciales compradores, según explican los analistas del mercado.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad