El Govern insta a Valeo a continuar en Cataluña

stop

Comienza la huelga en Martorelles

Una protesta de la plantilla de Valeo en la fábrica de Martorelles / EFE

en Barcelona, 29 de julio de 2015 (18:42 CET)

El Govern tomará cartas en el cierre de la fábrica de Valeo de Martorelles, anunciada la semana pasada por la compañía. El comité de empresa de Valeo se ha reunido este miércoles con miembros del Govern, que se han comprometido a ponerse en contacto con la dirección de la compañía para pedirles explicaciones y que retire el expediente de traslado de la fábrica.

Después de que la multinacional de componentes del automóvil Valeo anunciase que concentrará en Zaragoza la fabricación para España, la administración catalana ya mostró su rechazo a tal decisión, que supondría el traslado de los 257 trabajadores de Martorelles a Aragón, aunque los empleados de la planta catalana consideran que es una deslocalización encubierta.

Presión a la empresa

Durante la reunión de este miércoles por la mañana con los representantes de la plantilla, el director general de Relaciones Laborales de la Generalitat, Jordi Miró, coincidió con la visión de los sindicatos y se comprometió a actuar: "Nos ha dicho que va a llamar a la empresa para decirle que no son formas y pedirle que retire el expediente de traslado, porqué está hecho con mala fe", ha explicado Antonio Carrera, de UGT.

El propio Miró ha confirmado que van a pedir una reunión urgente con Valeo y ha explicado que el Govern se sitúa "al lado" de los empleados de Martorelles "para que no prospere el traslado, o al menos se haga en un momento en que la gente esté trabajando, no de vacaciones". "Lo que falla de entrada es un principio básico en toda mediación, el de buena fe", ha añadido en declaraciones a La Xarxa el director general de Relaciones Laborares, que se ha mostrado "sorprendido" por el hecho de que Valeo no se haya puesto en contacto con ellos en ningún momento.

Tanto el comité de empresa como el Govern catalán consideran que el hecho que se haya planteado el traslado a finales de julio, a las puertas de las vacaciones, y con sólo 15 días para negociarlo supone una actuación de mala fe de la compañía. Por eso, en las reuniones de mediación celebradas el martes y el miércoles entre empresa, empleados y los inspectores de trabajo, estos últimos han pedido a la dirección de Valeo que dé marcha atrás. De momento, sin éxito.

Los sindicatos piden que actúe Mas

Pero el Govern no se resigna a este intento de posponer el traslado. Desde el inicio se ha mostrado muy crítico con las razones de productividad que ha esgrimido la empresa para abandonar la producción en Cataluña y ha manifestado que vigilará de cerca los movimientos de la compañía. Además de dirigirse a la dirección de la empresa, la administración catalana revisará las ayudas que ha otorgado a Valeo, según ha explicado Antonio Carrera.

Los sindicatos están satisfechos con el apoyo de las instituciones catalanas –Miró ha llegado mostrar su simpatía con la huelga que empieza este miércoles por la noche– pero piden más: han reclamado al Govern que su presidente, Artur Mas, se reúna con el presidente del grupo Valeo en Francia para parar el cierre.

Empieza la huelga

Después de las reuniones de este martes y miércoles sin acuerdo, la plantilla de Valeo en Martorelles empieza este miércoles a las diez y cuarto de la noche una huelga indefinida, que irá acompañada de concentraciones y manifestaciones. La protesta prevista para el jueves contará con un amplio apoyo institucional y político.

Según ha informado CCOO, después de la concentración de este jueves se celebrará un acto institucional en el que participarán, además de los líderes sindicales en Cataluña, los alcaldes de Martorelles, Montmeló, Montornès del Vallès y Parets del Vallès, los diputados del Congreso Román Ruiz (PSC) y Joan Coscubiela (ICV), y la diputada de ERC en el Parlament Marta Rovira, entre otros políticos.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad