La plantilla de Valeo busca complicidades políticas para parar el cierre de Martorelles

stop

Industria

Imágenes de 2003, del cierre de la planta de Valeo en Abrera.

en Barcelona, 24 de julio de 2015 (17:38 CET)

El anuncio de cierre de la fábrica de componentes para el automóvil Valeo de Martorelles para trasladar la producción a la planta de Zaragoza ha puesto en pie de guerra a la plantilla, que rechaza los traslados y ha convocado huelga para la semana que viene, que empezarán el miércoles. Además, va a buscar complicidades políticas para presionar a la empresa y conseguir parar el cierre de la fábrica, donde trabajan 257 personas.

Aunque la empresa lo niega rotundamente, los sindicatos creen que detrás de la decisión de Valeo de cerrar en Martorelles para centrarse en Zaragoza hay motivos políticos, relacionados con el proceso independentista en Cataluña. Por eso, la semana que viene los miembros del comité de empresa se va a reunir con los alcaldes de Martorelles y Mollet, el lunes, y con los grupos del Parlament, el miércoles. Además, aunque todavía no hay fecha, confían poder tener un encuentro también con la consejería de Empresa y Empleo.

En el Govern la complicidad la tienen asegurada. Desde la consejería de Felip Puig ya han manifestado este viernes que "se pone a disposición del comité de empresa y del conjunto de trabajadores de Valeo Climatización para activar todos los mecanismos que permitan hacer un estrecho seguimiento del proceso". En un comunicado, Empresa y Empleo ha manifestado que la deslocalización de la fábrica "no está justificada" y que espera que la compañía dé marcha atrás.

Zaragoza, más competitiva

Valeo niega las causas políticas y aduce que "el entorno competitivo de los productos de climatización hace indispensable reagrupar las dos plantas en una". La decisión de mantener la de Zaragoza, donde trabajan 450 personas, se ha tomado por varios factores, como proximidad de los clientes y superficie disponible. "Es la planta más competitiva para acoger la actividad de sistemas térmicos de Valeo en España", concluye la empresa en un comunicado.

Los representantes de los trabajadores, que han celebrado varias asambleas este viernes para analizar el anuncio de la dirección de la empresa, niegan que Zaragoza sea más productiva y advierten que buena parte de la producción de Martorelles es para Seat y Nissan, cuyas fábricas están en Barcelona. La empresa ha evitado facilitar datos de para qué fábricas españolas trabajan.

Peores condiciones salariales

Valeo comunicó el jueves a la plantilla que en siete días empezarán a negociar el traslado de la plantilla de Martorelles, de 257 personas, a Zaragoza. Según los sindicatos, sólo les mantienen las condiciones salariales hasta final de año, luego adoptarían el convenio de la fábrica aragonesa, con peores condiciones y un salario más bajo. La empresa prevé mantener 43 puestos de trabajo en Barcelona, pero el comité de empresa advierte que sería sólo temporal.

La plantilla considera injustificado el traslado y por eso no quiere entrar a negociarlo. Además, dentro de una semana, cuando deben empezar las negociaciones, que durarían 15 días, una parte importante de la plantilla estará de vacaciones, y no creen que sea el momento adecuado para las negociaciones. Los sindicatos ven mala fe y recuerdan que hace sólo un año se firmó un acuerdo para mantener la actividad en Martorelles.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad