El heredero de Samsung dirigirá la multinacional desde el calabozo

stop

El empresario Lee Jae-yong, líder del fabricante coreano, ha sido detenido por sobornos al gobierno

El heredero de Samsung, Lee Jae-yong, antes del arresto.

Madrid , 17 de febrero de 2017 (09:35 CET)

El heredero del grupo Samsung, el empresario Lee Jae-yong, dirigirá la empresa durante los próximos días desde el calabozo.

El máximo responsable de la multinacional ha sido detenido este viernes en Seúl acusado de soborno y obstrucción a la justicia en el caso de corrupción que terminó con la destitución de la presidenta Park Geun-hye y que ha salpicado también a empresarios de grandes empresas del país.

Los investigadores sospechan que el directivo, de 48 años, autorizó el apoyo financiero de Samsung a Choi Soon-sil, amiga íntima de la expresidenta  y apodada la "Rasputina surcoreana", a cambio del visto bueno del Gobierno en un acuerdo de fusión de dos de sus filiales.

Lee y otros responsables de Samsung han admitido haber abonado unos 43.000 millones de wones (35 millones de euros) a entidades supuestamente controladas por la "Rasputina", una mujer conocida por su estrecha amistad con la presidenta y por su capacidad para influir en decisiones del Gobierno.

El detenido es nieto del fundador de Samsung, Lee Byung-chul, y asumió las riendas del conglomerado, aunque no de manera oficial, el pasado octubre después de que su padre, Lee Kun-hee, sufriera un infarto en mayo de 2014 que lo mantiene hospitalizado y sin habla.

La economía coreana tiembla

El grupo Samsung es la mayor multinacional coreana con un enorme peso en la economía nacional. El negocio que mueve el conglomerado, que también mueve grandes constructoras e inmobiliarias, supone el 20% del PIB coreano.

El golpe empresarial llega en un momento complicado para la compañía después de las pérdidas millonarias por el fiasco de las baterías de móviles incendiadas del Galaxy Note 7.

El escándalo ha hecho temblar los cimientos económicos del país. Otras 53 compañías --entre ellas LG ty Hyunday-- están bajo investigación de las autoridades por su supuesto papel dentro de la trama de la "Rasputina", a la que habrían pagado un total de 77.400 millones de wones (63 millones de euros).

El escándalo también ha reavivado el recelo en la sociedad surcoreana sobre los "chaebol" (grandes conglomerados empresariales), debido al carácter hereditario de sus altos cargos y sus vínculos con el poder.

Suspendidas las decisiones estratégicas

La ausencia de su líder de facto obligará al mayor fabricante mundial de teléfonos inteligentes a suspender temporalmente planes de inversión y otras decisiones relevantes, según han explicado fuentes de la compañía a una agencia local de noticias.

Lee permanecerá detenido mientras la fiscalía inicia formalmente su imputación en un plazo de hasta veinte días, y su posterior procesamiento podría alargarse durante tres meses.

Las acciones de Samsung Electronics llegaron a caer hoy casi un 1,4% tras conocerse la decisión judicial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad