El IESE invertirá 20 millones en la ampliación de su campus en Madrid 

stop

La escuela de negocios supera por primera vez los 100 millones de facturación apoyado en el MBA, su programa estrella de formación de directivos 

Sede del IESE en Madrid, en una imagen de archivo.

Barcelona, 04 de noviembre de 2016 (15:41 CET)

Coincidiendo con el 50 aniversario de su programa de MBA, la escuela de negocios IESE logró el curso pasado (2015-2016) una facturación de 103 millones de euros, superando por primera vez la barrera del centenar. Lo hizo apoyado en su formato estrella, destinado a la formación de ejecutivos en todo el mundo --más del 50% de ingresos provienen del extranjero--, el MBA (Master in Business Administration).

En un encuentro con periodistas este viernes, el nuevo director de la escuela desde el pasado 1 de septiembre, Franz Heukamp, explicó los planes de inversión de la compañía. Entre los que se encuentra la construcción de un nuevo edificio en el campus que la escuela tiene en Madrid, para el que se destinarán "alrededor de 20 millones de euros" durante el próximo año.

Según ha explicado Heukamp el beneficio neto del IESE se situó el curso pasado en el entorno de los 250.000 euros, una cifra que se ha mantenido relativamente estable durante los últimos años, a pesar de la recesión económica. "No hemos entrado en pérdidas durante la crisis", ha señalado el ejecutivo.

Aportaciones de ex alumnos

El conjunto de programas del IESE reportó a la escuela unos ingresos de 97,1 millones de euros, a los que hay que añadir las aportaciones de antiguos alumnos (en torno a 4 millones) y al dinero obtenido de fondos públicos, tanto españoles como internacionales, para programas de investigación.

Desde hace años la escuela vinculada al Opus Dei se enfrenta al reto de adaptar sus instalaciones al aumento de alumnos en los cuatro campus de los que dispone: Barcelona, Madrid, Nueva York y Múnich. En septiembre anunció que ampliaría las instalaciones en la capital catalana, donde en los últimos años se ha incrementado un 22% el número de alumnos.

Empresas patrono

Para sufragar el coste de estas obras, además de fondos propios, el IESE cuenta con las aportaciones de antiguos alumnos y de la larga lista de empresas patrono --muchas de ellas con directivos formados en la escuela. En el caso del nuevo edificio de Madrid, la caja propia del IESE sólo aportará una tercera parte del coste de las nuevas instalaciones, ha explicado Heukamp; el resto provendrán de fondos externos. 
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad