El juez levanta la imputación a seis ex directivos del Hospital Sant Pau

stop

JUDICIAL

01 de octubre de 2013 (18:05 CET)

El juez del caso Sant Pau ha levantado la imputación a seis ex directivos del centro sanitario. Los altos cargos estaban acusados de percibir remuneraciones por funciones que realmente no desempeñaron en el organigrama del hospital barcelonés.

En un auto con fecha de 30 de septiembre, el magistrado Juan Emilio Vilá Mayo asegura que los contratos de estos acusados “se abren a consideraciones sobre su oportunidad y necesidad, pero no puede decirse que se trate de una ficción”.

Dos imputados

El titular del juzgado de instrucción número 22 de Barcelona ha mantenido la imputación a José Ignacio Cuervo --delegado de la Generalitat en Madrid entre 2007 y enero de 2011, que fue contratado supuestamente para prestar apoyo en el centro de investigación de Sant Pau-- y al ex gerente del hospital Jordi Varela, que realizó su fichaje.

En este caso, “puede existir una duplicidad de pagos, uno de ellos sin contraprestación, pudiendo integrar un supuesto delito de malversación de caudales públicos". 

Vilá Mayo ha retirado la imputación al ex gerente Joaquim Esperalba y el ex director de recursos humanos, Felipe Carbajo. También al ex patrono de una de las fundaciones del hospital, Ricard Gutiérrez (PSOE), que ocupó el cargo de director adjunto durante varios años;  a la antigua jefa de la División de Atención Ciudadana del CatSalut, Mercè Cruells; al director gerente de la fundación privada, Jordi Bachs, y al otro gerente del centro sanitario, Josep Antoni Grau.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad