El Liceu y la Reina Sofía buscan fondos para el teatro en Nueva York

stop

La institución de Barcelona presenta la iniciativa Opera House US Foundation

La Reina Sofía saluda a los impulsores de la Liceu Opera House US Foundation | ED

05 de junio de 2014 (12:10 CET)

El Gran Teatro del Liceu se ha presentado por todo lo alto en Nueva York (EEUU). La institución operística de Barcelona busca al otro lado del charco reforzar sus ingresos de mecenazgo a través de la Liceu Opera House US Foundation, cuya presidenta honorífica es la Reina Sofía. Su presencia en el acto ha centrado todas las miradas, ya que era la primera aparición oficial tras el anuncio de la abdicación del Rey Juan Carlos.

Al final, el Liceu ha sacado partido de la coyuntura. Un total de 200 personas han acudido a la recepción en la ciudad de los rascacielos. Todos ellos, personalidades del mundo social, cultural, filantrópico y económico de los Estados Unidos. Destacan nombres como el del famoso cardiólogo Valentín Fuster; la mujer del ex secretario de Estado del país Herny Kissinger (lo fue con los presidentes Gerald Ford y Richard Nixon), Nancy Kissinger; o la rica colombiana Beatrice Santo Domingo, entre otros. Destacados filántropos que pueden dar un empujón a las cuentas del teatro catalán.

Lazos culturales

Además del mecenazgo, el objetivo de la fundación es establecer lazos culturales entre ambos países. Su cofundador, Antoni Renom (Levante Capital Partners, en la imagen) ha señalado que los donantes americanos podrán disfrutar de actividades exclusivas que se organizarán desde la institución. Entre ellas, viajes y experiencias exclusivas a Barcelona y el impulso de colaboraciones e intercambios con universidades y centros culturales de referencia. Entre el patronato artístico de la fundación se encuentran grandes nombres de la lírica como Plácido Domingo, Roberto Algna, Jaume Aragall, Montserrat Caballé, Josep Carreras o Renata Scotto, un verdadero punto de atracción para los donantes estadounidense.

La actividad de mecenazgo es básica para la supervivencia del Liceu. En los últimos años, cuando las Administraciones Públicas han recortado sus aportaciones en el teatro, ha crecido hasta propiciar que el 54,95% de los ingresos de la institución sean recursos propios. Los benefactores privados han pasado de aportar 110.000 euros a inyectar 138.000 euros en las maltrechas cuentas de la entidad. Mantener la evolución positiva permitirá al actual equipo de gestión, dirigido por Roger Guasch, alcanzar el equilibrio económico en 2015.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad