El Liceu acude a la Generalitat para que medie en su reestructuración

stop

LABORAL

Cristina Farrés

El presidente de la fundación, Josep Molins, el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, y el director del Liceu, Roger Guasch
El presidente de la fundación, Josep Molins, el consejero de Cultura, Ferran Mascarell, y el director del Liceu, Roger Guasch

02 de junio de 2014 (02:00 CET)

La dirección y los trabajadores del Gran Teatre el Liceu han decidido acudir a la Generalitat para que ejerza de árbitro en el conflicto laboral que existe en la institución operística de Catalunya. Intentan sin éxito llegar a un acuerdo desde hace meses para reducir costes laborales. El director general del emblemático referente cultural, Roger Guasch, fijó en el plan de viabilidad la cifra que se debe alcanzar: el 22%.

La iniciativa que la cúpula presentó a los empleados pasaba por amortizaciones de puestos de trabajo, congelación salarial y la renuncia a las pagas extraordinarias hasta 2020, cuando se recuperarían a plazos, aseguran fuentes el comité de empresa. La plantilla del Liceu rechazaron de frente la medida. Incluso plantearon una huelga durante las representaciones de La Valquiria de Wagner (las funciones estaban programada del 19 de mayo al 3 de junio). Fue esta amenaza la que movilizó a la directiva y ha derivado en la búsqueda de un árbitro externo a la institución.

Expediente temporal

Los empleados recuerdan que desde hace años sufren restricciones debido a los problemas de caja que arrastra el teatro. Incluso se les aplicó un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal a finales de la temporada pasada y al inicio de la actual que se retiró con la llegada de Guasch y la presentación del plan de viabilidad.

En esta ocasión, la dirección no ha presentado formalmente ningún expediente. No se descarta iniciarlo para conseguir la reducción de los costes laborales requerida. Todo dependerá de las medidas que se pacten con el comité de empresa, señalan fuentes conocedoras de la negociación.

Negociaciones discretas

Guasch y el comité de empresa han pactado que las negociaciones se desarrollarán de forma discreta y sine die, indican los mismos interlocutores. Ya se han reunido en las oficinas del departamento laboral de la Generalitat en un par de ocasiones. La mediación está en estos momento en una fase muy inicial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad