El Gran Teatro del Liceu no levanta cabeza

stop

La institución musical suspenderá temporalmente el empleo de toda la plantilla mientras negocia un segundo crédito de cinco millones

Joaquim Molins, nuevo presidente ejecutivo del Liceu - EFE

02 de julio de 2013 (18:07 CET)

La delicada situación económica del Gran Teatro del Liceu ha propiciado que la fundación que dirige la institución musical, encabezada por Joaquim Molins, haya presentado un expediente de regulación de empleo temporal que afectará a los 350 trabajadores, la totalidad de la plantilla.

Concretamente, en septiembre de este año y julio de 2014. Agosto, tradicionalmente, es cuando el teatro está vacío por vacaciones, informan los empleados.

El coro, la orquesta y los técnicos del teatro afirman que perder los dos meses de trabajo implica jugarse otra vez el prestigio internacional del Liceu.

Período de ensayos

Septiembre es un mes de actividad intensa, aprenden y ensayan todas las partituras que se interpretaran a lo largo de la nueva temporada artística. Julio es, precisamente, cuando se tiene el primer contacto con las obras programadas en el edificio de la Rambla de Barcelona, según los mismos interlocutores.

“Es completamente inasumible para un teatro de ópera mundial dejar de trabajar estos dos meses”, declara el delegado de UGT Catalunya en el comité de empresa, José Antonio Medina.

Negociación

El patronato y los sindicalistas tienen 15 días para intentar alcanzar un acuerdo, aunque, de entrada, las posiciones están muy alejadas. La amenaza de nuevas acciones de protesta está de nuevo sobre la mesa. La presión de los empleados ya frenó el primer intento de aplicar una regulación temporal en febrero de 2012, que se compensó con un recorte generalizado de salario.

La crisis, la subida del IVA, la rebaja de las subvenciones públicas y los reiterados impagos de las administraciones ha llevado la tesorería del Liceu al extremo. Recortar de forma general en todo el personal es una de las últimas alternativas que el patronato que rige el centro tiene para atajar el gasto.

Segundo crédito de cinco millones

Molins negocia con la banca acreedora un segundo crédito de cinco millones de euros para aliviar la tesorería del Gran Teatro del Liceu, tal y como avanzó Economía Digital el pasado 24 de junio.

Las entidades que participan en la operación --La Caixa es el líder, seguido de Banco Santander, BBVA y Banc Sabadell, con el aval del Institut Català de Finances (ICF)-- se reunieron este lunes con el patronato para negociar las condiciones del nuevo préstamo, según fuentes conocedoras de la operación. Se trata de una negociación complicada, por lo que no se espera llegar a un pacto a corto plazo, aseguran los mismos interlocutores.

A principios de 2013, el mismo pool de entidades ya pactó una primera inyección de capital de seis millones de euros a la institución que ha sido insuficiente para asegurar su viabilidad.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad