En la imagen, la tienda de MediaMarkt en Goya, Madrid.

El nuevo jefe catalán pone Media Markt patas arriba

stop

Ferran Reverter, director general en Media Markt, desembarca en la sede central en Alemania para revolucionar sus fórmulas comerciales

Madrid, 16 de enero de 2019 (04:55 CET)

Media Markt, la empresa que ha liderado las ventas de electrodomésticos en Alemania y que quiere expandir su liderazgo a toda Europa, ha dado graves señales de caída. Y para evitar el desplome, la multinacional ha llamado a un ejecutivo catalán que ascendió en la compañía gracias a los buenos resultados de la tienda que dirigió durante varios años en Mataró (Barcelona), con uno de los mejores rendimientos de España.  

Ferran Reverter, director general de la compañía, acaba de aterrizar en la plácida localidad de Ingolstadt (Alemania), donde Media Markt tiene su sede central. Allí, el ejecutivo español ha diseñado su hoja de ruta que contempla un cambio radical de rumbo, el despido de la vieja cúpula, la contratación de nuevos profesionales y una mayor atención en la estrategia digital, en los servicios y en los seguros.

El modelo de negocio que ha propuesto Reverter a Media Markt es abandonar el foco de negocio de la simple venta de producto para ofrecer más servicios como reparaciones de equipos y electrodomésticos que completen los reducidos márgenes que deja la venta de equipos tecnológicos. También podrían potenciar la venta de teléfonos móviles con contratos y suscripciones a servicios de telefonía y televisión. 

Recortes y reconversión

El máximo jefe de la empresa quiere ahora que la compra de una lavadora o un televisor sea sólo la excusa para que Media Markt pueda vender servicios, seguros y otros productos relacionados a sus consumidores. Parece una ruta sencilla en la teoría, pero el propio Reverter ha tenido que sufrir, en la práctica, las dificultades que implica ese tipo de reestructuración.

Para comenzar, Media Markt opera bajo una estructura ineficiente en cada uno de los países donde opera. Cada tienda funciona como una empresa independiente y los jefes de tienda tienen acciones sobre esas compañías y cobran su variable en función de los resultados. 

Eso también implica que cada tienda hace sus órdenes de compra y deciden la cantidad y variedad de producto. La consecuencia es que una tienda de Media Markt del centro de Madrid puede tener mercancía diferente de la que vende otro establecimiento del extrarradio en la misma ciudad.

No es el principal problema. El colmo de la descentralización llevó a Media Markt a vender productos con precio diferente en la web y en sus tiendas físicas hasta con un 30% de diferencia, tal como publicó este medio. La solución tecnológica y comercial tuvo que ser desplegada bajo el mandato de Reverter, quien ahora busca a un director de márketing digital.

Fin al reino de taifas

Reverter ya ha hecho su diagnóstico: es necesario centralizar las funciones y eliminar el esquema de reino de taifas. El ejecutivo catalán piensa más en una cadena de tiendas más parecida a Amazon que a la actual Media Markt con un gasto cercano a los 20 millones de euros sólo con impresiones de grandes folletos y distribución en los domicilios de media España.

El directivo, que ahora reemplaza a la vieja cúpula con más de 25 años en la compañía, tiene mucha confianza en sí mismo. De hecho, quienes lo conocen lo describen como un directivo "eficiente" y hasta casi "enamorado de sus propias capacidades". Su llegada ha coincidido con la salida de buena parte del equipo de la cadena durante los últimos años: 

La compañía cuenta con más de 1.000 tiendas, algunas de ellas con alquileres muy caros y con escasa rentabilidad, según explican fuentes cercanas a Media Markt. Ahora la empresa podría comenzar a cerrar establecimientos y unificar equipos, con los despidos que esa decisión implicaría.  

Hemeroteca

MediaMarkt
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad