Los fundadores de Verse, una start up nacida en Cataluña. ED

El Paypal español desplaza a sus fundadores

stop

El consejo de administración de Verse reestructura la alta dirección de la compañía y relega a segunda fila a los creadores del proyecto

Barcelona, 23 de noviembre de 2017 (04:55 CET)

Golpe de timón de los accionistas de Verse. La compañía que nació en 2015 y aspira a ser el Paypal español saca a los tres fundadores de la primera línea mientras busca un nuevo equipo directivo que lidere un proyecto que ha sido capaz de levantar 30 millones de dólares a fondos estadounidenses en menos de dos años en un mercado prematuro en España y dominado por los bancos.

Las revocaciones llegaron a principios de noviembre. Semanas después, el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) publicó el cese de Borja Rossell como administrador único, cargo que ostentaba desde agosto de 2015. Pero no fue el único. Según ha podido saber este diario, la decisión se extendió también a Alex Lopera, director de operaciones, y Dario Nieuwenhuis, encargado de la parte tecnológica. 

"La actividad de la empresa sigue siendo la habitual, no ha cambiado nada", explican fuentes cercanas, al mismo tiempo que garantizan la continuidad de los emprendedores catalanes. Las mismas voces cuentan que en un futuro próximo los accionistas elegirán a un gestor para pilotar una transición hasta que se conforme la nueva dirección.

Los fundadores de Verse seguirán en el día a día de la empresa

Desde Verse no confirman oficialmente que la decisión se deba a unos malos resultados, aunque tampoco desmienten este extremo. Las dudas sobre un modelo de negocio de transferencias gratuitas --solo cobra un diferencial de tipo de cambio de entre el 1% y el 2% en las transferencias internacionales-- se incrementan.

La startup que nació en la aceleradora Boost VC de San Francisco, en los Estados Unidosha avanzado en el pago en comercios y entre particulares, pero se desconoce cómo ha evolucionado el número de usuarios, las transacciones y las descargas.

Lo cierto es que el pago móvil no termina de arrancar en España, un país en el que hay más tarjetas de crédito que personas, según los últimos datos del Banco de España. No obstante, el potencial de crecimiento es amplio. Los expertos apuntan a que casi nueve de cada diez jóvenes (86%) de entre 25 y 35 años ya utiliza los smartphones como método de pago. Todos los segmentos de edad suman 1,7 millones de usuarios y 350 millones de euros en transacciones al año.

30 millones para vencer a los bancos

Verse aterrizó en 2015 en un mercado copado por las entidades financieras. Por ello, en dos años convenció a fondos estadounidenses para llenarse los bolsillos y desarrollar un producto que desafiara a rivales como Bizum, impulsada por veintisiete bancos y que ya cuenta con 750.000 usuarios. A esta plataforma hay que sumar las que en paralelo creó cada banco, como BBVA Wallet, ImaginBank (Caixabank) y Twyp (ING). 

La primera ronda de financiación se remonta a septiembre de 2015. La inyección fue de 1,8 millones de dólares y permitió la salida al mercado. La operación estuvo capitaneada por el business angel Bernardo Hernández, uno de los hombres fuertes de la compañía, y le acompañó DJF, una firma de capital riesgo estadounidense centrada en inversiones en fase inicial y de crecimiento. 

Verse cerró en mayo una ronda de financiación de 20,5 millones de dólares

Un año después, a principios de 2016, los fundadores cerraron la segunda ronda. Inversores de la talla de José María Fuster, ex director general de innovación del Banco Santander y expresidente de Openbank, y Adeyemi Ajao, cofundador de Tuenti, desembolsaron 8,3 millones de dólares.

En mayo de este año se cerró la última y más importante hasta el momento: 20,5 millones de dólares. Llegaron desde Spark Capital, brazo inversor que ha participado en otras tecnológicas como Twitter, Tumblr y Slack, y ya había invertido en las dos etapas anteriores. También ampliaron posiciones otras dos firmas: E.ventures y Greycoft Partners.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad