El primer gran outlet de España abre con alquileres a precios de saldo

stop

El Sambil Outlet Madrid alquila el 80% de sus locales a precios cuatro veces inferiores al de otros centros comerciales. Es la apuesta de la primera fortuna inmobiliaria de Venezuela que se reinventa en España

El Sambil Outlet de Madrid.

Madrid , 24 de septiembre de 2016 (01:00 CET)

El primer gran outlet de España, el Sambil Madrid, quiere convertirse en el centro comercial más barato del país y para lograrlo ha comenzado a alquilar sus espacios con precios irrisorios en comparación con las tarifas de mercado de los centros comerciales españoles.

Un pequeño local de restauración se ubica en los centros comerciales de las periferias de Madrid por encima de los 4.000 euros de alquiler mensual, según los datos de los agentes inmobiliarios de la zona consultados por este diario. Pero el nuevo centro comercial Sambil, junto a la M-40 entre Carabanchel y Leganés, ha alquilado espacios incluso alrededor de los 1.000 euros mensuales, según ha podido saber este diario.

Sobre la fórmula de el alquiler barato, que permitirá la venta de artículos con descuentos del 30%, los promotores del proyecto, la familia Cohen, la primera fortuna inmobiliaria de Venezuela, han basado su plan para reinventarse en España, después del desplome de la economía venezolana que ha diluido su enorme patrimonio.

H&M, Inditex y El Corte Inglés

El precio agresivo del Sambil Madrid ha atraído a buena parte de las principales franquicias de restauración de España y también a los grandes motores de cualquier centro comercial como El Corte Inglés, H&M e Inditex, que impusieron durísimas condiciones no sólo económicas sino también de tiempos, según ha podido saber este diario.

A pesar de las facilidades para la instalación, el centro comercial no contará con un Mercadona, tal como deseaban sus responsables. La cadena de Juan Roig desestimó la inversión y la ubicación, que será ocupada por un enorme supermercado Simply.

Los grandes operadores que quieren ser atraídos por los centros comerciales disfrutan de unas condiciones sumamente ventajosas. De hecho, algunas tiendas de Inditex cobran a los centros comerciales por tener presencia en sus espacios. Son, a fin de cuentas, las firmas que atraen público al centro comercial y determinan su éxito.

El centro comercial, que abrirá sus puertas el próximo 24 de marzo, dispone del 20% de la superficie aún por alquilar, pero la cifra de contratos firmada permite a los gestores del centro iniciar operaciones.

La primera fortuna inmobiliaria en Venezuela

El gran outlet de Madrid estará ubicado en el antiguo centro comercial M-40, que había pasado sus últimos años en declive por el abandono y los conflictos entre jóvenes de la zona. La reforma del inmueble ha sido profunda y tanto su aspecto interior como exterior cambiarán por completo.

Las obras han costado unos 50 millones de euros, una inyección de capital asumible para los promotores que están detrás del ambicioso proyecto: los Cohen, la primera fortuna inmobiliaria de Venezuela. De origen judío, la familia Cohen levantó un enorme patrimonio en Venezuela gracias a la construcción de edificios residenciales y grandes centros comerciales que alcanzaron un valor aproximado de 800 millones de euros.

Pero la implosión de la economía venezolana y las expropiaciones llevadas a cabo por el expresidente Hugo Chávez derrumbaron el patrimonio de la familia, que hoy concentra buena parte de sus esperanzas para resurgir en el nuevo centro comercial.

Será la punta de lanza de nuevas inversiones. Sambil tiene entre sus planes la construcción de edificios residenciales en el sur de Madrid. Los Cohen se han levantado sobre la base de la construcción también residencial.

En Venezuela se hicieron de oro con edificios dirigidos a una entonces pujante clase media que crecía bajo la sombra de la renta petrolera. Así se construyeron inmuebles amplios con enormes jardines, piscinas y aparcamientos que llevaban brillantes nombres como Doral, Dorado o Grano de Oro. Y ese patrimonio inmobiliario reluciente podría repetirse en España.

Pero antes de que ocurra, los Cohen tendrán que levantar la segunda etapa de su carrera sobre la base de operaciones comerciales en un centro comercial a precios de saldo, un mercado lucrativo aunque con menos glamur.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad