El próximo presidente de Seat, Luca de Meo, investigado por el escándalo Volkswagen

stop

EMISIONES

Luca de Meo, nuevo presidente de Seat

en Barcelona, 15 de octubre de 2015 (22:09 CET)

El escándalo Volkswagen se expande entre los altos cargos de la multinacional alemana. Los últimos en caer bajo el foco de la justicia son Massimo Nordio, el consejero delegado de la marca en Italia, y Luca De Meo, el próximo presidente de Seat y actual responsable de marketing y ventas de Audi. La policía fiscal transalpina ha registrado este jueves la sede del grupo VW en Verona y la de Lamborghini en Bolonia por las falsas emisiones de la firma y ambos nombres se han visto saplicados.

La Fiscalía ha iniciado una investigación para determinar si se ha incurrido en un delito de fraude comercial, informan varios medios locales. Por ello se habrían visto manchados los altos directivos. Ambos registros están destinados a la obtención de documentos vinculados al escándalo de las emisiones. En el país existen 648.459 vehículos con motores manipulados.

De Meo sustituirá a Jürgen Stackmann en España. Además de su cargo en Audi, es miembro de los consejos de supervisión de Ducati y Lamborghini y preside el consejo del grupo VW en Italia.

Comparecencia en el Parlamento británico

Paralelamente, las irregularidades también son investigadas en el Reino Unido. En el Parlamento del país, el director ejecutivo de VW en la región, Paul Willis, se ha comprometido a "remediar por completo" los problemas de los clientes. Además ha reconocido que el "nivel de información ofrecido a los consumidores debe ser más rápido y debe mejorarse".  Ha apuntado que todavía es "prematuro" para hablar de posibles indemnizaciones a los propietarios de los 1,2 millones de vehículos manipulados en el país.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad