El sector de la automoción coge aire con el plan Pive2

stop

El ritmo de reservas se incrementa el 15% respecto al plan anterior

La venta de vehículos continúa en caída libre

18 de abril de 2013 (19:50 CET)

El sector de la automoción ha cogido aire gracias al plan Pive2. El ritmo de reservas ha crecido el 15% respecto al plan anterior. Un empujón para un sector especialmente tocado por la crisis. En marzo se registraron 72.677 matriculaciones, el 13,9% menos.

Por ello, las patronales del sector apuntan que el nuevo plan estatal para incentivar las ventas es un balón de oxígeno con el que prevén repetir, como mínimo, las cifras conseguidas en 2012. Aseveran que el plan Pive 2 ha evitado el desplome del mercado.

Buen ritmo


Las ventas en 2007 rondaban los 1,7 millones de coches. Una cifra sobredimesionada en época de bonanza, según fuentes del sector. Por ello, en el último año la cifra cayó a las 700.000 unidades, el 60% menos. Un descenso que responde a unas necesidades más ajustadas.

El sector espera repetir esta última cifra en 2013 para salvar el negocio. Según el presidente de la asociación de vendedores, Ganvam, Juan Antonio Sánchez, sin este incentivo, las ventas podrían haber caído a final de año hasta las 630.000 operaciones.

Importadores y fabricantes

Por su parte, el presidente de la asociación de importadores (Aniacam), Germán López, celebra el dato, ya que el incremento del 15% se ha conseguido pese al contexto económico y la restricción crediticia.

Asimismo, fuentes de la asociación de fabricantes de vehículo Anfac sostienen que el ritmo de ventas es bueno y que el plan Pive 2 se ha convertido en la columna que sostiene el mercado.

1.000 operaciones diarias


En estos dos primeros meses que el plan está activo, se han hecho 48.000 operaciones, un tercio de lo presupuestado --unas 150.000 unidades--. El dato indica que al día se realizan unas 1.000 operaciones vinculadas al programa.

Fuentes de la patronal que representa a los concesionarios, Faconauto, destacan que el plan Pive2 está funcionando mejor que su predecesor. Por ello, esperan registrar un buen resultado en abril. Y los primeros resultados son alentadores: durante la primera quincena de mes, las ventas a las familias --principales beneficiados del plan-- se han incrementado el 31%.

Contaminación y seguridad

Pero las patronales no sólo se quedan con el dato económico. También destacan el efecto colateral que el plan Pive2 tiene en la sociedad.

La media de los vehículos que se dan de baja tiene 15 ó 16 años. Este hecho supone retirar de las carreteras coches que contaminan más y que suponen un mayor riesgo para la seguridad vial.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad