Endesa sobrevive al vaciado de Enel

stop

El beneficio neto apenas crece aunque el consumo de energía se disparó durante el tercer trimestre

11 de noviembre de 2015 (09:25 CET)

El beneficio operativo bruto (ebitda) de Endesa, filial de la italiana Enel, subió el 11,5%, a 2.752 millones de euros en los nueve primeros meses del año.

La eléctrica, la de mayor presencia en Cataluña, se apoyó en el aumento de la demanda en España --es decir, en la ola de calor-- y en los mejores precios mayoristas del mercado de generación.

Endesa asegura que el beneficio neto fue de 1.206 millones de euros, prácticamente igual que en el mismo periodo de 2014 (1.208 millones de euros).

La novedad está anclada en que, esta vez, la firma no consolida los resultados de los negocios en Latinoamérica, que Enel reclamó para sí hace meses. El intercambio de activos se fraguó en una venta.

El grupo añade que, excluyendo el impacto de 114 millones en el resultado de 2014 por la reforma energética, el beneficio después de impuestos habría aumentado el 41,1%.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad