Ficosa anuncia una nueva regulación temporal para toda la plantilla

stop

REESTRUCTURACIÓN

14 de marzo de 2013 (20:40 CET)

Ficosa salvará las cuentas del ejercicio 2013 con otro expediente de regulación de empleo temporal (ERE) que afectará a todos los trabajadores del grupo en Catalunya. Así lo han reconocido el director de recursos humanos de la compañía, Luis Cano, al comité de empresa de Ficotriad, la filial del grupo situada en la localidad de Rubí (Barcelona), según informan fuentes sindicales a Economía Digital.

La dirección de Ficosa, encabezada por Xavier Pujol, aplicará esta medida en abril o en junio. “Depende de cuándo inicie el trámite de la regulación”, afirma Ismael Flores, miembro del comité de empresa de Ficotriad. Cano incluso han detallado a los representantes de los trabajadores que intentarán que el expediente afecte entre 70 y 80 días a cada empleado del grupo a lo largo de un año.

Traslado a Viladecavalls

La familia Pujol aprovechará la regulación generalizada para trasladar a los 185 empleados de las líneas de producción de Rubí y a los casi 400 ingenieros que aún trabajan en el centro de Mollet del Vallès (Barcelona) a la sede central de Ficosa, situada en la antigua Sony de Viladecavalls (Barcelona).

Ambos colectivos laborales han sido los primeros que han conocido la hoja de ruta de la cúpula de Ficosa para el ejercicio presente. Fuentes sindicales del headquarter afirman que nadie les ha puesto sobre la mesa una nueva regulación temporal. Eso sí, la dirección intenta negociar desde principios de año las condiciones laborales del centro (calendario, descansos, horarios de salida, etc.) con los 75 delegados que forman parte del comité de empresa. “Había rumores, pero nunca nos han reconocido que se aplicará un nuevo ERE”, afirman fuentes de la representación sindical.

Segunda regulación

Si finalmente los Pujol tramitan el expediente, será el segundo ejercicio consecutivo en el que cuadren las cuentas globales de la compañía con una regulación temporal. El último ERE, venció el pasado 31 de diciembre.

Fuentes cercanas a la dirección reconocen a este medio que se “estudian” varias medidas para recortar los gastos en Ficosa, ya que el mercado de la automoción está en horas bajas y los contratos con los fabricantes “se revisan cada mes”. Los mismos interlocutores aseguran que el futuro de la compañía está centrado en un campo en desarrollo: la comunicación telemática dentro de los vehículos. Prevén facturar 200 millones de euros por esta parte del negocio en los próximos cuatro años. Además, en Viladecavalls también producen varias piezas de alto valor añadido de las baterías de vehículos eléctricos.

Ficosa facturó 973 millones de euros en el ejercicio 2011, el último del que se han presentado los resultados.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad