El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, impulsa una fundación. Ha ofrecido a Joan Rosell que la presida. /EFE/Marta Pérez

Foment del Treball expulsa a Cecot (pero sólo durante un año)

stop

Foment expulsa a Cecot como socio de la confederación durante el tiempo que le queda a Joaquim Gay de Montellà como presidente

Josep Maria Casas

Economía Digital

El presidente de Foment del Treball, Joaquim Gay de Montellà, impulsa una fundación. Ha ofrecido a Joan Rosell que la presida. /EFE/Marta Pérez

Barcelona, 05 de febrero de 2018 (20:24 CET)

La junta directiva de Foment del Treball suspendió este lunes a la díscola Cecot como patronal asociada. Sin embargo, se trata de una suspensión temporal, sólo hasta diciembre de este año, precisamente hasta que finalice la presidencia de Joaquim Gay de Montellà al frente de Foment.

La decisión se adoptó por 26 votos a favor, 12 en contra y ocho abstenciones. La suspensión temporal de Cecot debe ser ratificada por la asamblea general de Foment del Treball que se convocará en abril o mayo próximo.

Después de un intenso debate de más de dos horas de duración, el propio Gay de Montellà propuso a los miembros de la junta directiva que votaran la suspensión de Cecot sólo durante el tiempo que le queda como presidente de la patronal catalana, hasta las elecciones del próximo diciembre. Gay de Montellá no se presentará a la reelección al haber cumplido el período máximo de dos mandatos. Indicó que su sucesor “decidirá” si reincorpora a Cecot, la patronal del Vallès que lidera Antoni Abad.

Las posiciones entre Gay de Montellà y Abad se han demostrado irreconciliables. Las dos patronales cerraron un pacto en febrero de 2016 que ha saltado por los aires. Foment ha echado a Cecot con el argumento de que ha actuado fuera de su ámbito territorial del Vallès.

La gota que colmó el vaso fue la carta que envió Abad al ministro Luis de Guindos para criticar el decreto que agiliza el traslado de sedes sociales de empresas fuera de Cataluña. Desde Foment se considera que las relaciones con el gobierno central les competen a ellos por tratarse de una patronal de mayor rango y no a la territorial Cecot.

Gay de Montellà se quita de encima a Antoni Abad, pero la guerra de patronos no ha finalizado

La junta directiva de este lunes se ha celebrado en un clima de tensión. Se han producido múltiples intervenciones. Abad insistió en su derecho de actuar con autonomía dentro de Foment. Fuentes de la patronal vallesana indican que se reservan la posibilidad de recurrir la decisión ante los tribunales. Incluso votaron en contra del acta de la junta directiva de Foment del Treball del pasado enero en la que se acordó abrirles un expediente sancionador.

Pese a que Gay de Montellà dejó una puerta abierta para que su sucesor reincorpore a los díscolos de Cecot, fuentes de la junta directiva recalcaron que se ha aprobado por mayoría suspender su condición de socio. Por este motivo, si la asamblea general de Foment confirmase la suspensión, una posible reincorporación posterior de la patronal de Abad a la casa madre no sería automática. Debería ratificarse por sus órganos de gobierno.

Algunos miembros de la junta directiva dudan de si Cecot continúa o no siendo socia de Foment mientras la asamblea general no ratifique esta decisión. La asamblea incluso podría votar en contra, aunque no parece probable.

Abad anunció con dos años de antelación su intención de presentarse a las elecciones a presidente de Foment del Treball, previstas para diciembre de este año. Pese a la suspensión de Cecot, Abad podría presentar su candidatura como candidato del sector del metal. La guerra de patronos no ha finalizado.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad