El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. EFE

Galán manda un SOS a la CNMV para vigilar a Siemens Gamesa

stop

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, pide que se vele para que Siemens cumpla con los compromisos de la fusión

Barcelona, 13 de abril de 2018 (19:02 CET)

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha pedido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que vigile a Siemens. Quiere que controle que el grupo alemán cumple con las condiciones que le permitieron quedar eximido de lanzar una opa sobre la totalidad de Gamesa durante la fusión a pesar de ser el accionista mayoritario.

Galán ha afirmado este viernes que su compañía, como accionista minoritario (tiene un 8%), seguirá defendiendo que "no se utilicen los recursos de todos los accionistas en beneficio de un único", en referencia a que la alemana aprovecha su fuerza para imponer su criterio en el día a día de la empresa.

El presidente de Iberdrola, además, ha dicho que por la "condición, de alguna manera, de minoritario reforzado" están pidiendo que haya "transparencia" en Siemens Gamesa y que "se utilicen las mejores prácticas de gobierno corporativo”.

El pacto entre la eléctrica vasca y Siemens se apoya en dos condiciones: la primera, que la sede de la firma siguiera en la localidad vizcaína de Zamudio, y la segunda, que las compras que se realizaran al grupo Siemens cuenten con el respaldo del consejo de administración, más otro consejero independiente.

Esta última propuesta se fijó con el objetivo de evitar que Siemens comprara a sus propias filiales y dejara de lado a los proveedores que ya tenía previamente la compañía.

Galán es el "defensor" de los minoritarios en Siemens Gamesa

En respuesta a un accionista durante la junta general que ha celebrado la eléctrica en Bilbao, Galán se ha erigido como el defensor de “los minoritarios que invierten en Siemens Gamesa".

Los desencuentros entre ambos se acumulan. El momento de más visibilidad fue la junta de Siemens Gamesa, el pasado 23 de marzo, donde Siemens rechazó las propuestas de Iberdrola.

Días después, los máximos ejecutivos de ambas compañías se reunieron en Madrid, en la sede de la eléctrica española. Y salieron del encuentro peor de lo que entraronSiemens emitió un comunicado para explicar que se cumplen los acuerdos de la fusión, mientras que Iberdrola prefirió no pronunciarse. 

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad