Grífols se lanza a amortizar la deuda contraída tras la compra de Talecris

stop

Por segundo ejercicio, la compañía no reparte dividendos entre sus accionistas. Buscan formulas alternativas para retribuir a los accionistas, como la emisión de títulos liberados

Víctor Grífols / EFE/ Alberto Estévez

24 de mayo de 2012 (20:12 CET)

Grífols dedicará la caja de 2012 a amortizar parte de la deuda financiera contraída tras la compra de Talecris. En el primer trimestre del año se ha situado en 2.628 millones de euros, lo que supone 181 millones menos que el mismo periodo del año anterior. Para conseguir el objetivo, este jueves los accionistas del grupo de hemoderivados han dado luz verde a no repartir dividendos por segundo ejercicio consecutivo. Destinan los 167,28 millones de euros de beneficios de 2011 a reservas legales y voluntarias.

En el ejercicio presente también se han fijado como meta modificar las condiciones de crédito vigente. Si con ambas medidas la ratio de apalancamiento del grupo se sitúa por debajo de 4,5 veces el resultado bruto de explotación (ebitda), el presidente de la multinacional, Víctor Grífols, se ha comprometido ante los accionistas a repartir dividendos en 2013. Actualmente, esta magnitud es de 3,8 veces.

Objetivo

El objetivo de la compañía es cerrar 2012 en 3,5 veces la ratio de deuda, según ha explicado la directora financiera, Núria Pascual. De hecho, Grífols ha obtenido un beneficio neto de 67,5 millones de euros en el primer trimestre de 2012, lo que supone duplicar las ganancias del mismo periodo del año pasado, un resultado que incluye los gastos de integración relacionados con la adquisición de Talecris.

Sin incluir los costes asociados a la operación de compra de la estadounidense, el beneficio neto ajustado habría bajado el 3,3% en el primer trimestre, hasta los 79,2 millones de euros. Las ventas totales han alcanzado los 666,7 millones de euros, el 17,7% más, mientras que el ebitda se ha situado en 213,1 millones, el 41,3% superior al de un año antes.

El presidente del grupo ha avanzado que buscará otras fórmulas de remuneración a los accionistas. Pasan por la emisión de acciones liberadas, que podría materializarse a finales de año.

Reelección

Los accionistas también han aprobado la reelección de cuatro consejeros por un plazo de cinco años. El presidente y consejero delegado, Víctor Grifols, y los consejeros Juan Ignacio Twose, Ramón Riera y José Antonio Grifols.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad