De izda. a dcha. el CFO de Neoenergia, Leonardo Gadelha, el director general, Mario Ruiz-Tagle (en el centro), y la adjunta a la presidencia, Solange Ribeiro, junto a miembros del equipo directivo

Iberdrola cierra ciclo en Brasil dos años después

stop

La española pierde más de 162 millones de valor tras el estreno en el parqué brasileño de su filial Neoenergía, que sin embargo se anota más de un 6%

Cristina Triana

Economía Digital

De izda. a dcha. el CFO de Neoenergia, Leonardo Gadelha, el director general, Mario Ruiz-Tagle (en el centro), y la adjunta a la presidencia, Solange Ribeiro, junto a miembros del equipo directivo

Madrid, 02 de julio de 2019 (04:55 CET)

Iberdrola cerró este lunes una etapa en Brasil, con el estreno en bolsa de su filial Neoenergía, tras casi dos años de retraso, y con un cambio presidencial y un ascenso de la bolsa del 30% por medio. La filial, de la que Iberdrola ha retenido el 50% y una acción, por lo que continuará consolidándola en sus cuentas, arrancó con una valoración de 4.400 millones; que llegó a superar los 4.700 millones. 

La empresa española y sus socios han aprovechado el buen tono del mercado brasileño -en parte favorecido por la buen sintonía entre Donald Trump y Jair Bolsonaro- para completar una operación que se tuvo que quedar en el tintero a finales de 2017, justo porque el mercado no estuvo dispuesto a comprar los títulos a un precio atractivo para los accionistas.

Desde entonces, Iberdrola hizo crecer a la empresa, integrándole Elektro, y quizás para mantener la bendición de Bolsonaro, este lunes recordó que Neoenergía invertirá en Brasil 6.000 millones de euros durante el periodo 2018-2020.

Como muestra del crecimiento futuro, de acuerdo con Expansión, justo el viernes antes del debut en bolsa, la filial de Iberdrola habría logrado la adjudicación de dos contratos de venta del 30% de la energía que va a producir en dos nuevas plantas eólicas en el país. Neoenergía espera que las plantas que servirán esta energía estén en funcionamiento seis meses antes de lo esperado.

Los guiños a Bolsonaro no se han quedado en recordar el plan de inversiones comprometido en Brasil. FT recogía este lunes declaraciones de José Ignacio Sánchez Galán, presidente de la eléctrica, en las que señalaba que la salida a bolsa de Neoenergía era una muestra del espíritu "amistoso" del actual presidente de Brasil con las empresas y el mercado. "Están muy satisfechos con nuestra joint-venture entre una empresa estatal y una empresa privada porque estamos trayendo talento junto con los recursos. Les gusta este modelo ”, recoge el diario financiero.

Iberdrola, sin recompensa

El buen inicio de la filial en bolsa, sin embargo, no ha sido suficiente para impulsar la cotización de Iberdrola. La energética presidida por Galán cerró con pérdidas en el parqué este lunes, cediendo más de 162 millones de valor, tras una caída de sus títulos del 0,3% 

Brasil es relevante para Iberdrola. De acuerdo con sus resultados de 2018, el país inyectó al beneficio bruto de explotación (ebitda) del grupo un total de 1.176 millones; que representarían un 12,6% del total, que fue de 9.348 millones. El grueso del ebitda que consigue en Brasil lo obtiene del negocio regulado.

Además, es una de las economías de mayor crecimiento. Según la eléctrica española, el negocio regulado de redes en Brasil ha crecido de media anual durante el periodo 2014-2018 más de un 30%, frente al 4,4% de España; el 15% de Estados Unidos o la caída de cerca de un 3% registrada en Reino Unido.

Hemeroteca

Iberdrola
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad