Iberdrola ganó 2.422 millones con un aumento del ebitda del 5%

stop

La deuda financiera, ya con la integración de la nueva filial estadounidense Avangrid, se eleva a 28.067 millones de euros

Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola

Madrid, 24 de febrero de 2016 (08:56 CET)

Iberdrola cerró el ejercicio 2015 con un beneficio de 2.422 millones, un 4,1% más que un año antes, y un ebitda que superaba los 7.300 millones, casi un 5% más que en 2014, gracias al aumento del volumen de negocio en un 4,6%, hasta 31.418 millones de euros.

En línea con los resultados, Iberdrola ha propuesto un aumento de la retribución anual a sus accionistas del 4%, hasta 0,28 euros brutos por acción con cargo al ejercicio 2015.

Constitución de Avangrid

Entre los hechos singulares más destacables en 2015, la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán destaca la integración de la filial en Estados Unidos con la compañía norteamericana UIL, y su posterior constitución en Avangrid, con efectos desde el pasado 16 de diciembre, que se traduce en una reducción de 60 millones en el ebitda y en 45 del beneficio neto, al aumentar en 86 millones los gastos operativos.

En el negocio de redes en España se revirtieron provisiones fiscales con un impacto positivo de 220 millones de euros, mientras que el negocio del Reino Unido se vio afectado por el cierre previsto de la Central de Carbón de Longannet para finales del primer trimestre de 2016, y cuyo impacto incrementó la dotación de provisiones de 2015 en 230 millones después de impuestos. 

Deuda

Por lo que a su deuda neta se refiere, al cierre de 2015 quedaba fijada en 28.067 millones de euros, con una mejora del apalancamiento hasta el 40,7% frente al 41,8 % de un año antes.

Sin tener en cuenta la operación de UIL, la deuda alcanzaría los 25.661 millones de euros, quedando el apalancamiento ligeramente por encima del 40%.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad