Francisco Reynés, presidente ejecutivo de Naturgy, en la junta de accionistas de 2019

IBM vence a Indra: se queda con la 'subcontrata' de Naturgy

stop

Naturgy e IBM avanzan un contrato para establecer una filial de servicios tecnológicos que supondrá el traspaso de personal de la energética

Barcelona, 27 de abril de 2019 (11:54 CET)

Naturgy e IBM están a punto de firmar una adjudicación que dará vida a una filial de la energética que podría llamarse Naturgy IT. La tecnológica con sede en EE UU ha superado las ofertas de las españolas Indra y Everis en la carrera para ganar el contrato de outsourcing tecnológico de la empresa presidida por Francisco Reynés.

El contrato no será el que suele estilarse en la subcontratación de servicios. Fuentes conocedoras del proceso citadas por Cinco Días informan de la creación de una empresa en la que Naturgy partirá con una posición del 75 al 85%, e IBM se quedará con el restante 15 al 25% del capital, porcentajes que tenderán a variar en favor de la tecnológica.

Las mismas fuentes avisan que la firma de la adjudicación será a principios de la semana entrante. Así las cosas, Naturgy IT se encargará de atender las necesidades tecnológicas de Naturgy en España y el extranjero, mediante una relación establecida a largo plazo que supondrá previsiblemente el traspaso de personal del área tecnológica de la energética.

Se trata de un paquete de servicios que se valora en el sector en más de 2.000 millones de euros en la próxima década, algo que está sujeto naturalmente al alcance internacional del mismo.

Naturgy descarta un ERE por la filial con IBM

Las fuentes aseguran que se descarta un ERE en este proceso, en respuesta a la preocupación manifestada por una parte de la plantilla en las últimas semanas de cara al traspaso de personal a la nueva filial. Reynés quiere aplicar sus recetas de eficiencia con mínimo impacto en la plantilla, como ya hizo en Abertis.

Naturgy IT se enmarca en el Proyecto Lean que Reynés impulsó nada más llegar a la energética. Los procesos para confiar la gestión de servicios no esenciales a terceros tienen el objetivo de ahorrar unos 500 millones de euros hasta 2022 en costes operativos, pasando de 2.500 a 2.000 millones anuales.

El contrato con IBM sería el más costoso de una cartera de servicios no esenciales que incluye las comunicaciones, los recursos humanos y los servicios al cliente. La tecnológica aumenta también su presencia en España, después de firmar contratos a largo plazo con Santander y Telefónica para diversas gestiones.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad