Ikea paga 50 millones por tres niños muertos aplastados

stop

La multinacional sueca indemniza a tres familias de EEUU cuyos hijos fallecieron sepultados por las cómodas de la línea Malm

Muebles de Ikea

Barcelona, 24 de diciembre de 2016 (11:42 CET)

Ikea indemnizará a tres familias de Estados Unidos con 50 millones de dólares, que han sufrido las muertes de sus hijos aplastados por la cómoda Malm, un mueble que los abogados de las familias demostraron que era inestable y peligroso.

Según informó el bufete Feldman Shepherd Wohlgelernter Tanner Weinstock & Dodig, la multinacional sueca también donará 150.000 dólares a tres hospitales en memoria de las víctimas y además, otorgará otros 100.000 dólares más a una fundación dedicada a la seguridad del mobiliario doméstico.

En 2014, dos niños de dos años fallecieron cuando fueron sepultados por una cómoda Malm, cuando pretendieron trepar por el mueble. Y en junio de este año, luego que un niño de la misma edad murió por causas similares, el fabricante sueco retiró del mercado ocho millones de cómodas Malm y 21 millones de muebles de otros modelos, aunque para remediar la situación antes había lanzado un 'kit' de anclaje a la pared para estos modelos.

La popular cómoda había alcanzado casi 30 millones de unidades vendidas, lo que lo convierte en uno de los productos estrella de Ikea. En España, la empresa había lanzado una campaña de difusión para precisar cómo anclar el mueble a la pared para que sea más seguro, pero también ha ofrecido a devolver el dinero a los clientes que rechacen tener una Malm en su hogar.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad