Ikea retira su cómoda más vendida en Estados Unidos por seis muertes de bebés

stop

La multinacional sueca devolverá el dinero por la cómoda Malm, la más vendida

Muebles de Ikea

Madrid , 28 de junio de 2016 (18:07 CET)

Ikea ha anunciado que retirará de forma inmediata su cómoda más vendida por la muerte de seis bebés que, intentando escalar, volcaron el mueble en Estados Unidos y Canadá. El mueble Malm, el más popular para guardar ropa, puede caer con facilidad y la compañía ha aceptado reembolsar el dinero a los compradores que lo soliciten en esos dos países. 

La popular cómoda ha alcanzado casi 30 millones de unidades vendidas, lo que lo convierte en uno de los productos estrella de la multinacional sueca. La compañía está dispuesta a devolver el dinero en Estados Unidos y Canadá a las familias que consideren que el mueble es inseguro o también ofrecerá la posibilidad de anclarlo en la pared para evitar volcamientos. 

Mueble inestable 

En abril pasado murió el tercer niño aplastado por una cómoda que --al parecer—puede ser volcada incluso por un bebé. La compañía ha realizado una campaña para que los propietarios anclen los muebles a la pared para evitar este tipo de accidentes. 

Al menos una familia afectata ha emprendido acciones judiciales contra Ikea al entender que el mueble es poco seguro. Todas las muertes se han producido cuando los niños intentaban escalar en el mueble. Ikea asumirá estos anclajes. 

La compañía asumirá todos los costes para los muebles comprados a partir de 2002 y pagará parcialmente los gastos de las cómodas compradas antes de esa fecha.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad