Imputado el socio de El Corte Inglés en las privatizaciones hospitalarias

stop

Ribera Salud, que aspira a la gestión de dos centros junto con la empresa de Isidoro Álvarez, será investigada por presunta malversación en las primeras adjudicaciones sanitarias de Madrid

21 de junio de 2013 (22:24 CET)

Ribera Salud, la empresa valenciana que aspira a gestionar, junto con OHL y El Corte Inglés, los hospitales Infanta Leonor y Sureste, en Madrid, ha sido imputada por el juzgado de instrucción número 4 de Madrid. El juez Marcelino Sexmero ha admitido a trámite la querella de la Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) contra los impulsores de la primera fase privatizadora de los hospitales Infanta Elena, Rey Juan Carlos y Torrejón de Ardoz en 2004.

La parte del proceso judicial contra la compañía se centrará en su gestión en el hospital de Torrejón de Ardoz, que Ribera Salud traspasó en noviembre pasado a Sanitas. El juicio no afecta, de ninguna manera, los concursos con los que la compañía aspira a gestionar los dos hospitales Infanta Leonor y Sureste, según explicó una portavoz de la empresa a este diario.

Precedentes

No obstante, la imputación deja duda sobre la idoneidad de Ribera Salud, al borde del concurso de acreedores, según ha denunciado el presidente del Partido Socialista de Madrid, Tomás Gómez, para obtener una nueva concesión hospitalaria. La empresa es la única que puja para hacerse con la gestión de ambos centros.

Ribera Salud fue creada en 1997 para participar en la privatización del primer hospital de España, el de Ribera, en Alzira, Valencia, concurso que ganó ese mismo año bajo la administración de Eduardo Zaplana. Luego obtuvo también la gestión de los hospitales de Torrevieja, Denia y Elche, en Alicante.

Privatización: de tres a nueve


La Asociación de Facultativos Especialistas de Madrid (Afem) mostró ayer su satisfacción por la medida judicial. “Si ha habido serias irregularidades con tres hospitales privatizados, que han recortado servicios y aumentado gasto en beneficio de las empresas privadas, no nos queremos imaginar qué podría pasar con nueve hospitales gestionados por empresas privadas”, aseguró una portavoz de la asociación.

En el proceso judicial también han quedado imputada otra empresa gestora de hospitales, Capio, además de los consejeros de Esperanza Aguirre que iniciaron la privatización: Manuel Lamela y Juan José Güemes. La plataforma Ribera Salud acude de la mano de El Corte Inglés, que proveerá todos los sistemas de tecnológicos y de información necesarios para la gestión del centro público.
Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad