Una imagen aérea del Hotel Princesa Sofía.

La banca paga la reforma del hotel fetiche del FC Barcelona

stop

El vicepresidente del FC Barcelona, Jordi Mestre, pidió 60 millones de euros para reformar las habitaciones y las zonas comunes del hotel Princesa Sofia

Barcelona, 23 de febrero de 2018 (04:55 CET)

Tras más de un año de reformas, el nuevo hotel Sofia ya funciona a pleno rendimiento. El icónico establecimiento de la Diagonal barcelonesa recupera el brillo perdido tras años en los que pareció pertenecer a otra época y lo hace gracias a la banca, que financió la obra con un crédito de 60 millones de euros concedido a Selenta Group, el grupo turístico propietario del inmueble que lidera Jordi Mestre, vicepresidente deportivo del FC Barcelona.

El consejero delegado del grupo, Ramón Borrell, explica a Economía Digital que la compañía pidió un crédito de 60 millones a las entidades financieras para pagar la ambiciosa remodelación. “Unos 30 millones se destinaron a las habitaciones y los otros 30 a las zonas comunes”, desgrana el ejecutivo. 

El impulso sirvió para lavar la cara a un establecimiento que durante décadas fue un emblema de la capital catalana. Y siempre estuvo vinculado al FC Barcelona. En los años 80 y principios de los 90 fue propiedad del entonces vicepresidente Joan Gaspart y es habitual que los futbolistas recién llegados pasen los primeros meses de su estancia en una de sus habitaciones. Uno de los casos más recientes, el jugador chileno Alexis Sánchez.

Gracias a la financiación bancaria, una compañía tradicionalmente conservadora en su expansión pudo afrontar una obra que provocó el cierre el alojamiento hasta el mes de julio. “Aun así logramos repetir una facturación de 130 millones de euros con un hotel menos durante buena parte del año”, celebra. A perímetro constante, el crecimiento hubiera sido del 7%.

En 2018 Selenta Group comienza su expansión

La firma encara un periodo de expansión en 2018. Bajo la nueva marca, Selenta Group, la firma de la familia Mestre no logró subir los precios, pero sí aspira a facilitar el desarrollo de la enseña. “Hemos salido al mercado para buscar socios que nos ayuden a expandir nuestra marca fuera de Barcelona, Valencia y el archipiélago canario”, explica.

El crecimiento llega en dos fases. La primera: Madrid, Lisboa y las Islas Baleares. Ya con proyectos sobre la mesa, el objetivo de la cadena es abrir cinco hoteles nuevos entre las tres ubicaciones en un lustro máximo. “Siempre orientados al sector premium, buscando el segmento en el que ya hemos aterrizado con el Sofia”, ilustra.

El segundo paso será cruzar el Atlántico. Primero Estados Unidos, luego Centroamérica. Una idea para exportar el modelo de resort que tanto éxito tiene en el archipiélago canario. No obstante, la fórmula de esta expansión todavía no parece muy clara: “Puede ser bajo un modelo de gestión, de franquicia o de convertirnos en propietarios de los edificios”, disecciona.

Suscribir a boletines

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad